El Govern plantea para 2013 eliminar una paga extra a los funcionarios

stop

DÉFICIT PÚBLICO

El conseller Mas-Colell, en el Parlament./EFE/Toni Garriga

13 de febrero de 2013 (23:21 CET)

Todo pendiente de lo que pueda decidir la Comisión Europea la próxima semana sobre el déficit del conjunto de España. Pero mientras no haya cambios sustanciales, la Generalitat se verá en la obligación de mantener las medidas de ajuste del pasado año. Y una de ellas es la política salarial respecto a los funcionarios.

El Govern decidió en el presupuesto del 2012 reducir un 5% la masa salarial de los funcionarios. Pero, tras las medidas adoptadas por el Gobierno central, ese porcentaje se tradujo en una medida muy concreta: la eliminación de una paga extra.

Ahora, de forma precipitada, según los sindicatos, el Govern ha convocado para este mismo jueves a los representantes sindicales a una Mesa General de Función Pública en la que planteará la eliminación, de nuevo, de una paga extra. Uno de los puntos que se ha fijado hace referencia a “medidas de reducción de gastos de personal para 2013”. Pero fuentes del Govern admiten que se trata de situar, de nuevo, medidas muy similares a las aprobadas en 2012.

Concentración en Via Laietana

Los sindicatos han convocado a sus delegados en la administración en la Vía Laietana, a primera hora de la mañana, frente al Departamento de Gobernación, que dirige la consellera Joana Ortega. La reunión la presidirá, sin embargo, la nueva secretaria general de la Administración Pública, Meritxell Massó, que ha relevado en el cargo a Pilar Pifarré. Massó proviene de la dirección de servicios del Departamento de Interior, que dirigió Felip Puig.

Tanto UGT como CCOO rechazarán la propuesta. Argumentan que muchos de los funcionarios apenas son mileuristas, y que no podrán aguantar la actual situación.

El Govern aún tiene pendiente presentar un documento en el que analice todo el sector público. La idea es optimizar los 190.000 empleados de la Generalitat. Ortega se comprometió a tener listo el informe antes del verano, pero se ha ido aplazando.

Objetivo de déficit

El debate de fondo es si la Generalitat podrá o no flexibilizar el objetivo de déficit para 2013, que es del 0,7%. El Departamento de Economia, que dirige Andreu Mas-Colell, aún no ha cerrado el año 2012. Inicialmente calculó un déficit del 2,3%, que podría verse reducido al 2%, o justo por debajo, al comprobar un mejor balance de las empresas públicas. Pero para 2013, Mas-Colell desearía un déficit del 1,5%.

El grupo de Esquerra Republicana se brindó este miércoles en el Parlament a buscar el apoyo de todos los grupos para aprobar una moción que reclame flexibilizar el déficit al 1,5%. Eso supondría 1.600 millones de euros menos en el ajuste que debe seguir aplicando la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad