El Govern rebaja el cierre de camas para ganarse al sector hospitalario

stop

SANIDAD

El Hospital Vall d'Hebron, el de mayor número de camas y profesionales de la sanidad pública catalana.

en Barcelona, 11 de junio de 2015 (19:18 CET)

Con la entrada del verano, llega el tradicional cierre de camas en la 'temporada baja' de los hospitales. El Govern ha anunciado el cierre de hasta 2.747 plazas durante los meses de julio, agosto y setiembre de las 13.287 que dispone la red de catalana. Una medida que ha sido vista más efectista que necesaria en algunos puntos del sector hospitalario.

La media durante el periodo estival será de unos 1.883 lechos vacantes, que alcanzará el punto álgido la segunda quincena de agosto con las 2.747 bajas. La cifra es un 8% menor a la de 2014, cuando la mediana fue de 2.091 camas. En una comparecencia ante el Parlament, el director del Servei Català de la Salut, Jordi Padrosa, no ha querido vincular el incremento con las protestas surgidas el año pasado. Los usuarios y los servicios médicos se negaron a abandonar las plazas de hospital en las plantas que debían ser cerradas.

Una medida electoralista

Sin embargo, el uso de las camas es cada vez menor en el parque hospitalario. La tendencia es disminuir el número de días en el recinto y realizar el postoperatorio en casa. Por ello, el recorte ha sido tildado de "electoralista" por fuentes del sector consultadas por Economía Digital. Un modo de aparentar un avance en la situación del país al reducir el porcentaje del año anterior, han proseguido.

Cabe recordar, que la Sanidad fue especialmente beligerante contra la gestión de Artur Mas en los primeros meses de mandato. Unas 10.000 personas se manifestaron en 2011 contra la política de recortes del president, que incluso llegó a sufrir una protesta en las puertas de su casa.

Las mismas fuentas han calificado la medida como "inútil", ya que, según ellos, "la calidad de la salud de Cataluña no se mide en el número de plazas, lo del número de camas es una tontería". "Lo que verdaderamente necesita el sector son camas residenciales o sociosanitarias" para atender a la tercera edad, "y eso no se comenta", han lamentado.

Plazas adicionales

Pese a la hostilidad que ha despertado el recorte, Padrosa ha reconocido que, en situaciones puntuales "se activarán más plazas", como ha sucedido esta misma semana en Bellvitge. "Es un mensaje que se ha transmitido a todos los centros", ha concluido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad