El jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, a su salida del Tribunal Supremo donde testificó ante el juez Pablo Llarena que investiga el proceso independentista

El jefe de los mossos confiesa: el dispositivo del 1-O era insuficiente

stop

El jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, reconoce las carencias del dispositivo que prepararon para frenar la consulta ilegal del 1-O

Economía Digital

El jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, a su salida del Tribunal Supremo donde testificó ante el juez Pablo Llarena que investiga el proceso independentista

Barcelona, 26 de febrero de 2018 (18:01 CET)

El jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, ha asegurado este lunes ante el Tribunal Supremo (TS) que el dispositivo policial conjunto para impedir el referéndum del 1-O era "insuficiente" pese a contar con el visto bueno del coronel Diego Pérez de los Cobos, coordinador del operativo.

La policía catalana destinó 7.500 agentes para el dispositivo policial conjunto, de los cuales tan solo 1.000 eran de orden público, el máximo del que disponía la policía autonómica catalana. La intención, según ha precisado López, era disponer de una pareja de agentes por cada centro de votación, así como informar con detalle de dicho dispositivo al coordinador policial.

El jefe del cuerpo autonómico ha reconocido que este dispositivo era conocido tanto por su superior, Diego Pérez de los Cobos, como por el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a quien se le informó en en una reunión que mantuvo el 28 de septiembre y a la que también asistió el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconsejero de Interior Joaquim Forn.

Fue en este encuentro en el que los mandos de los Mossos d'Esquadra advirtieron a Puigdemont de que el 1 de octubre podrían producirse altercados, conflictos y movilización social, dado que manejaban unas estadísticas de más de dos millones de personas votando en la calle, lo que suponía un riesgo evidente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad