El juez archiva el caso sobre el espionaje al Barça

stop

Tanto el club azulgrana como la Fiscalía se apartan de la acusación contra Joan Oliver y Xavier Martorell por los contratos a la agencia Método 3

Xavier Martorell, en la Ciutat de la Justicia de Barcelona.

Barcelona, 12 de enero de 2017 (14:48 CET)

Carpetazo judicial. El juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona ha decretado el sobreseimiento, con el consiguiente archivo, de las diligencias contra Joan Oliver y Xavier Martorell por haber contratado, cuando eran directivos del FC Barcelona, los servicios de la agencia de detectives privados Método 3.  

En un auto que se ha hecho público este jueves, la jueza María Antonia Coscollola acuerda el archivo de las actuaciones contra los acusados "por no resultar debidamente justificada la perpetración del delito".  

Joan Oliver y Xavier Martorell fueron directivos del Barça en tiempos del presidente Joan Laporta. La junta de su sucesor, Sandro Rosell, se querelló contra los dos directivos por presunta administración desleal y, en el caso de Martorell, también por estafa.  

En marzo de 2014, este mismo juzgado decretó el sobreseimiento de la causa contra Ferran Soriano, actual directivo del Manchester City.  

El club retiró las acusaciones el verano pasado

El pasado julio, el FC Barcelona se apartó del procedimiento judicial que había iniciado contra Martorell, ex responsable de seguridad del club entre 2008 y 2010, así como contra Joan Oliver, ex director general, por haber contratado a la agencia Método 3 para investigaciones que supuestamente no tenían nada que ver con el club.  

Martorell ocupó altas responsabilidades en la antigua Convergència, en el Ayuntamiento de Sant Cugat (fue concejal de Seguridad) y en la Generalitat. Durante los gobiernos de Jordi Pujol, fue responsable de los Mossos d'Esquadra, y en los de Artur Mas, director general de Prisiones. En estos momentos, Martorell vulve a dedicarse a la seguridad.

Los acusados devolvieron 120.000 euros

El FC Barcelona retiró las acusaciones contra los dos ex directivos de la etapa de Joan Laporta después de que estos devolvieran 120.000 euros que correspondían a los trabajos encargados a Método 3 que no estaban relacionados con el Barça.  

Después de que la acusación particular, ejercida por el FC Barcelona, se retirase de la causa, la Fiscalía también se ha apartado. Así, el caso del espionaje del Barça ha quedado en agua de borrajas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad