El juez vincula a los titiriteros con grupos anarquistas

stop

El auto del juez relata que a los detenidos declararon que Alka significa "Viva Al Qaeda Eta"

Un instante de la polémica representación 'La bruja y Don Cristóbal'.

Barcelona, 08 de febrero de 2016 (18:47 CET)

¿Por qué han acabado unos titiriteros en la cárcel? Los detenidos exhibieron durante el polémico espectáculo una pancarta con el lema "Gora Alka-Eta".

"Los propios investigados han manifestado en sus declaraciones judiciales que la expresión Alka es un 'juego de palabras'".  Ese juego de palabras se traduciría como "Viva Al Qaeda Eta", según relata el auto dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional de Madrid al que ha tenido acceso Economía Digital.

Cuaderno 'Contra la democracia'

Además y según el mismo documento, a los titiriteros se les intervinieron unos efectos que se habían exhibido durante el polémico espectáculo de marionetas. Entre los objetos incautados "se encuentra una especie de cuaderno-libreto realizado a mano, en cuya portada figura la del libro Contra la democracia de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC)".

"Respecto a ese extremo cabe señalar que este libro, cuya autoría es de los GAC, es un ideario de dicha organización, significando que algunos miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados, como parte de la organización FAI/FRI fueron detenidos el 30 de marzo de 2015 por pertenencia a Organización Criminal con fines terroristas en el marco de la Operación Piñata", continúa el auto.

Público escandalizado

El juez, que ha decretado prisión provisional para los titiriteros, explica también en el auto que durante la representación de La bruja y don Cristóbal por parte de la compañía Títeres desde abajo, el público mayoritario estaba formado por niños acompañados de sus padres algunos de los cuales, "escandalizados de lo que estaban viendo abandonaron el lugar y otros arremetieron contra los actores paralizando la obra y llamando a los agentes de la autoridad".

Siempre según el magistrado, lo que estaban viendo eran "numerosas acciones violentas, tales como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la violación de una monja y el apuñalamiento posterior de un crucifijo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad