Pedro Sánchez y Francina Armengol, en un acto de partido,/EFE

El mazazo del Tribunal Supremo contra la reforma laboral da alas al PSOE

stop

EL PODER DE LOS SINDICATOS

en Barcelona, 20 de diciembre de 2014 (20:06 CET)

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, considera que habrá "un antes y un después" tras el fallo del Tribunal Supremo que ha "echado por tierra uno de los elementos centrales de la reforma laboral del PP" y ha asegurado que los socialistas están de "enhorabuena" por esta decisión.

El dirigente socialista se refería a la sentencia en la que el Supremo anula el precepto de la reforma laboral que limita a un año la vigencia de un convenio colectivo caducado si las partes no se han puesto de acuerdo en su renovación, la llamada ultraactividad.

Contra los comités de empresa


Era la pieza fundamental para reducir el poder de los comités de empresa --los sindicatos-- en la negociación colectiva, dado que si la empresa se negaba a negociar, al cabo de un año del vencimiento del convenio vigente era de aplicación el de mayor ámbito; el del sector: provincial, autonómico o nacional. Siempre con peores condiciones que el de empresa cuando ésta dispone de un comité potente y combativo.

El Supremo dice que de ninguna manera, que el trabajador siempre estará amparado por su convenio, pese a que haya vencido. Esa doctrina echa por tierra los intentos del PP, que en la reforma obtuvo el apoyo de CiU, de desproteger a los trabajadores en lo que a negociación colectiva se refiere.

Cambiar el Estatuto de los Trabajadores


Sánchez, que este sábado ha visitado Mallorca, ha recordado que una de las propuestas de su programa electoral será modificar el Estatuto de los Trabajadores para "recuperar muchos de los derechos perdidos en esa reforma laboral". El PSOE ha pedido la comparecencia de la ministra Fátima Báñez en el Congreso para abordar esta cuestión.

Antes de la decisión del Supremo había indicadores que mostraban el citado "fracaso" de la reforma laboral, como que en España "haya más desempleados y las mujeres sufran más la pobreza laboral y la discriminación como consecuencia de esta reforma", según el político socialista.

Alarma entre los laboralistas de empresa


Poco antes de que trascendiera la sentencia del Supremo, varios diarios habían publicado informaciones alarmistas sobre la preocupación que está generando entre los despachos de abogados y algunas grandes empresas el hecho de que no todos los magistrados comulguen con la interpretación más conservadora de la reforma laboral.

Uns cuantas empresas --entre ellas multinacionales con buenos beneficios y muy mal asesoradas-- han visto cómo sus planes de reducción de plantilla eran modificados a su paso por la magistratura, sobre todo en lo que al coste se refiere. Han querido entender que la ley permite despidos con indemnizaciones a razón de 20 días por año de antigüedad con la única justificación de caída de ingresos o previsión de pérdidas, a lo que un buen número de magistrados se ha opuesto.

La sentencia del Supremo crea jurisprudencia y supone un espaldarazo a los comités de empresa y a los sindicatos, mientras que para la reforma laboral del PP y CiU es una gran desautorización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad