El Ministerio quiere acotar por ley el poderío de Mercadona

stop

El anteproyecto de ley de la cadena alimentaria obliga a los supermercados a formalizar por escrito los contratos con los proveedores

El presidente de Mercadona, Juan Roig

19 de octubre de 2012 (21:40 CET)

El Gobierno quiere poner coto al creciente poderío de la cadena Mercadona. El ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presentó este viernes en el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria que limita buena parte de las prácticas que, según algunos proveedores y competidores, han fortalecido a Mercadona en perjuicio de los productores y proveedores de alimentos.

El nuevo marco legal tiene como propósito “reducir el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor”, según el ministerio. El Ejecutivo quiere exigir a quienes tienen mayor poder en la negociación, las grandes cadenas de supermercados, que formalicen por escrito los contratos con sus proveedores y especifiquen las relaciones comerciales.

Información sensible

El contrato también deberá regular la información que las partes manejan en sus negociaciones para evitar que los supermercados aprovechen la información de sus proveedores para competir de forma desleal con sus marcas blancas.

Según el anteproyecto “no se podrá exigir a otro operador información sobre sus productos más allá de la que resulte justificada en el contexto de su relación comercial”. La petición de mayor control sobre estas prácticas ha sido solicitada por los fabricantes de primeras marcas que han denunciado un abuso de poder de los distribuidores con sus marcas blancas.

Coto a las marcas blancas

El anteproyecto prohíbe “las prácticas que alteren la libre y leal competencia entre marcas”, un hecho habitual que, según algunos fabricantes, encabezan Mercadona y otros grandes supermercados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad