El PDC tiene un plan para evitar la extinción convergente en BCN

stop

Los herederos de Convergència se preparana para recuperar posiciones en los ayuntamientos de la Gran Barcelona, donde han quedado relegados en los municipios más importantes

Marta Pascal, coordinadora general de PDCAT. / EFE

Barcelona, 07 de agosto de 2016 (13:03 CET)

La deriva soberanista de Convergència le ha pasado factura en las urnas en el 26J, y sobre todo en el cinturón metropolitano de Barcelona: en los municipios más poblados, como L'Hospitalet o Badalona, ha quedado relegada a la sexta posición, con un 4,06% y un 6,48% de los votos, respectivamente.

No han sido los únicos casos: en Cornellà, Sant Boi de Llobregat, El Prat de Llobregat o Sant Adrià del Besòs, CDC cayó por debajo del 5 %, y han rozado la presencia anecdótica en Santa Coloma de Gramenet, donde apenas tuvieron el 2,34 % de los votos.

La zona metropolitana de Barcelona cuenta con cerca de 1,5 millones de habitantes, una gran parte de segunda o tercera generación de inmigrantes de Andalucía, Extremadura y Castilla; población de clase media y obrera que tradicionalmente se han sentido más identificados con consignas de reivindicación social antes que de proclamas nacionalistas.

En las últimas elecciones, el voto nacionalista fue capturado por ERC, en tanto que Barcelona en Comú-Podem ha desplazado al PSC como referente para los votantes de centro izquierda. Entre unos y otros, CDC ha quedado descolocada.

A la caza del cinturón rojo

La nueva directiva de la agrupación heredera de Convergència, el Partit Demòcrata Català (PDC), tiene una tarea urgente: recuperar la presencia en el 'cinturón rojo' que rodea a Barcelona, un espacio que nunca le ha sido del todo favorable, pero que jamás le había dado tanto la espalda como en los comicios del 26 J.

En una entrevista realizada por Efe, la coordinadora general del PDC, Marta Pascal, ha reconocido que el espacio que representaba Convergència se ha ido "desdibujando" en el cinturón barcelonés. Por ello, dijo, a partir de septiembre desplegarán un plan "para recuperar el voto en la región metropolitana".

El trabajo recaerá, en gran medida, en las espaldas de Xavier Fonollosa, uno de los doce miembros de la nueva directiva. El alcalde de Martorell ha sido uno de los pocos convergentes que logró un ayuntamiento metropolitano en el 2015 para CDC.

Pascal no ha dado detalles de cómo será el plan para recuperar el voto, pero anticipó que hará una "ofensiva a todos los niveles", buscando la complicidad de colectivos y entidades locales y vecinales.

Menos soberanismo y más problemas sociales

Y un primer punto de partida, supone Pascal, será hablarle a los vecinos de los problemas que realmente le importan: "no sólo hemos de hablar del proceso soberanista, sino también de qué podemos hacer para mejorar la vida de la gente y qué modelo de país imaginamos".

Para saber con qué fuerzas cuentan, Pascal y el coordinador organizativo del PDC, David Bonvehí, se han reunido en la última semana con los jefes comarcales convergentes, que les han informado del volumen de militantes de CDC que ya se han apuntado al nuevo partido.

Este es otra de las tareas que tienen pendiente para cuando acaben las vacaciones: "atraer a los militantes de la antigua Convergència que aún no han dado el paso de afiliarse".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad