El pequeño Nicolás: “Los próximos días irán saliendo pruebas”

stop

Francisco Nicolás Gómez Iglesias asegura que dispone de información suficiente como para demostrar que sus declaraciones son ciertas

Francisco Nicolás Gómez, en Telecinco | ED

23 de noviembre de 2014 (11:35 CET)

“Sólo diré una cosa: voces, voces y voces”. De esta forma el pequeño Nicolás lanzaba este sábado por la noche una amenaza en voz alta contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Francisco Nicolás Gómez Iglesias ha defendido ante las cámaras de Telecinco que, efectivamente, tenía contactos con la cúpula del PP, que recibía encargos del CNI e incluso enseñó un correo electrónico remitido desde la presunta dirección de protocolo de Casa Real en el que le invitaban a asistir a la proclamación de Felipe VI.

El joven, de tan sólo 20 años, aseguró que ha decidido romper el silencio y sacar a la luz a lo largo de los próximos días “pruebas” que ratifican que no es un estafador ni un impostor porque no quiere asumir una responsabilidad que no le corresponde. “No me voy a comer un marrón que alguien ha fabricado contra mi”, sentenció.

Material muy sensible

Gómez Iglesias afirmó sin tapujos que controla “material muy sensible que afecta a muchas instituciones del Estado" y que podría causar dimisiones. En su primera entrevista televisiva evitó aportar ningún otro “dato” porque espera facilitárselos todos al juez que instruye su caso.

También mostró su enfado porque el secreto de sumario de la investigación se ha prolongado otro mes. Indicó que desconoce qué información ha facilitado la policía al tribunal, por lo que no puede preparar su defensa. Insinuó que se estaban alterando algunos documentos con el único fin de inculparlo.

Detención

Relató que le detuvieron seis agentes de asuntos internos durante 72 horas, el máximo previsto por ley. Francisco Nicolás insistió en que nadie ha presentado ninguna querella para denunciar la presunta estafa de la que se le acusa.

Incluso descalificó al Gobierno por publicar un comunicado en el que negaba tener ninguna relación con él. “Las notas de prensa de Carmen dejan mucho que desear”, manifestó, llamando por su nombre a la secretaria de Comunicación del Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad