El PP catalán se reivindica como la alternativa al independentismo

stop

Anuncia una convención a finales de enero en la que se espera que haga acto de presencia Mariano Rajoy

La presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho | ED

29 de diciembre de 2013 (12:39 CET)

El PP catalán ha visto como en las últimas encuestas Ciutadans, el partido dirigido por Albert Rivera, se le ha comido espacio político. No ha tardado en responder. La líder de la formación en Catalunya, Alícia Sánchez-Camacho, ha anunciado que convocará una convención a finales de enero para reivindicar que son “el único partido útil para frenar el independentismo”.

La estrella del debate sería el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque su presencia aún no está confirmada. Si finalmente brinda su apoyo a la iniciativa de Sánchez-Camacho, será la primera visita que haga en Catalunya desde la convocatoria de la consulta. Una votación que el Presidente ha dicho por activo y pasivo que no se celebrará.

Más presencia en Catalunya


“Es un problema que ha generado Artur Mas (CiU)”, ha asegurado la líder del PP catalán en declaraciones a Europa Press. El envite nacionalista del gobierno catalán es una de las prioridades del Ejecutivo central, que reforzará la presencia de las primeras figuras del partido en el territorio para intentarlo frenar, señala Sánchez-Camacho.

Todo ello, con las elecciones europeas de telón de fondo.

Ciutadans, una “formación residual”

La líder popular también ha tenido palabras para la formación de Rivera. Sostiene que el desgaste de gobernar es importante y que asumen que ello comporte cierto “voto de castigo”. Pero confía que el empuje a la estrategia antindependentista con la que iniciarán el año frenará la sangría de votos a Ciutadans.

Saca pecho al afirmar que el PP es el único que tiene capacidad de lidiar tanto con el creciente soberanismo en Catalunya como con la crisis. “No otra formación residual que, por mucho que crezca, no va a solucionar el problema independentista catalán", sentencia.

Votación en el Congreso

Reclama al presidente de la Generalitat y a su socio, el líder de ERC Oriol Junqueras, que acepten el resultado de la votación sobre la autodeterminación de Catalunya en el Congreso. Si por mayoría se rechaza esta opción, el Ejecutivo debería cesar en su intento de convocar la consulta, relata.

Y si hay elecciones plebiscitarias, Sánchez-Camacho mantiene que nunca terminarán en una declaración unilateral de independencia. “Europa no lo permitiría”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad