El PP de Madrid queda descabezado tras las renuncias de Aguirre y González

stop

Tras la renuncia de Esperanza Aguirre, se reveló que Ignacio González había dejado su cargo de coordinador general hace un mes. Una gestora conducirá al partido hasta el próximo congreso

Esperanza Aguirre e Ignacio González.

en Madrid, 14 de febrero de 2016 (14:39 CET)

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha presentado su dimisión en el cargo directivo. La decisión se debe a las diversas informaciones que revelaban diversos casos de supuesta corrupción en el partido. Aguirre ha presentado su renuncia, dijo, ante "la gravedad de las informaciones" aparecidas en los últimos días relacionadas con el PP de Madrid, informaciones que ha dicho que "habrá que confirmar y calibrar".

Pero hace un mes, ya había renunciado Ignacio González, número dos del PP madrileño, a la secretaría general del partido. Pero la dimisión tenía que ser ratificada por la Junta Directiva nacional del PP, y no había trascendido públicamente. Precisamente, González había ocupado el lugar de Francisco Granados, imputado en la operación Púnica, y uno de los motivos por los que Aguirre renuncia a su cargo. 

Con la marcha de Aguirre y de González, queda el organigrama de la formación con Gador Ongil como vicepresidenta de Organización, Íñigo Henríquez de Luna como vicesecretario de Acción Política y Bartolomé González como vicesecretario de Comunicación y Acción Sectorial.

¿Quién conducirá ahora al partido? Desde Génova, se avanza que se colocaría a una gestora para llevar las riendas hasta la realización del próximo congreso partidario, agendado para mayo. El lunes, el comité de dirección que preside Mariano Rajoy tiene que tomar la decisión.

"Rajoy lo comprende"

"He hablado con el presidente Rajoy y lo comprende", precisó Aguirre en su comparecencia. "No he tenido nunca ni firma en la cuenta corriente ni he firmado nunca un contrato ni tengo tarjeta ni tengo nada, por lo tanto, no tengo ninguna responsabilidad directa en estas actuaciones que están apareciendo estos días, pero sí tengo una responsabilidad política que asumo", puntualizó Aguirre en una conferencia de prensa sorpresiva en la sede partidaria de la calle Génova.

Investigación por presuntas contrataciones irregulares

El pasado jueves, la Guardia Civil registró el despacho del exgerente Beltrán Gutiérrez en la investigación por supuestas financiaciones ilegales, y el viernes, la Asamblea de Madrid había citado a declarar a Aguirre y otros responsables del partido por las presuntas irregularidades de la empresa pública Agencia de Comunicaciones e Informática de la Comunidad de Madrid (ICM).   

Ese día, además de mostrar su confianza en dos exconsejeros de la Comunidad, Lucía Figar y Salvador Victoria, investigados en el marco de la trama Púnica, también había asegurado que los casos de corrupción no deben quedar "impunes" y que se sentía respaldada por la dirección nacional de su partido.

Técnicamente, a Aguirre tampoco le quedaba mucho tiempo de gestión al frente del PP madrileño: en mayo el congreso regional debería elegir un nuevo presidente, y Aguirre ya había adelantado que no se presentaría a la reelección. Sin embargo, la dirigente popular seguirá en su cargo de portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid.

Reacciones

A los pocos minutos, comenzaron a surgir en las redes sociales las reacciones a la renuncia. Por ejemplo, Albert Rivera adjudicaba la dimisión a la presión de su partido:



En tanto, Íñigo Errejón, de Podemos, prefirió recurrir a las analogías históricas para comentar la renuncia:


Y la alcaldesa de Getafe y secretaria general del Partido Socialista de Madrid, Sara Hernández, dijo que Rajoy debería seguir sus pasos:

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad