Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, el 18 de diciembre de 2019 en Madrid. Foto: EFE/EN

El PP maniobra para unas autonómicas de la mano de Ciudadanos

stop

"Creemos que España Suma sigue vivo", transmiten desde el PP con la mirada puesta en las elecciones catalanas, gallegas y vascas

Barcelona, 24 de diciembre de 2019 (16:40 CET)

A la vez que se centra en el debate de investidura de Pedro Sánchez, aún sin fecha, el Partido Popular ya hace planes para las elecciones autonómicas de 2020 en Cataluña, Galicia y País Vasco. Con la mirada puesta en unos nuevos comicios, la formación presidida por Pablo Casado ha resucitado la idea de España Suma y ha invitado nuevamente a Ciudadanos a unirse a la coalición de derechas que aún no se ha presentado a ningunas elecciones.

Ya en noviembre el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, abrió contactos con Cs para explorar una alianza electoral en la comunidad autónoma. Uno de sus principales argumentos era que una lista conjunta en las elecciones generales del 10-N hubiera dado como resultado nueve diputados de derechas en Cataluña, en vez de los cuatro que lograron por separado. Según los cálculos del PP, España Suma habría logrado 118 escaños en los últimos comicios.

Esta es la cifra que ha traído a colación este martes el vicesecretario de política territorial del PP, Antonio González Terol, para presionar desde ya a la formación naranja, que tras la dimisión de Albert Rivera previsiblemente será liderada ahora por Inés Arrimadas. González Terol ha indicado que, de no haber rechazado Cs la oferta de alianza que lanzó Casado, probablemente el encargo de formar gobierno habría recaído en el centro-derecha y no en Sánchez.

"Creemos que España Suma sigue vivo. El año que viene tocan elecciones catalanas, gallegas y vascas y, por tanto, los escenarios abiertos pueden ser múltiples y las decisiones a tomar también competen no solo al PP sino a otras formaciones políticas", ha declarado el dirigente popular en una entrevista con Europa Press, y ha añadido que seguirán apostando por la unidad del centro-derecha como vía para impedir que gobierne la izquierda.

"Ni Cs ni Vox son los adversarios del PP"

El PP registró en agosto España Suma, como adelantó en aquel entonces Economía Digital. Después registró 17 marcas similares, una en cada comunidad autónoma, en aras de exportar a todo el territorio el modelo de coalición con Ciudadanos. No obstante, los de Rivera rechazaron la invitación en no pocas ocasiones y finalmente ambas formaciones se presentaron en solitario a los comicios del 10-N, cayendo estrepitosamente Cs hasta los 10 escaños.

"Siempre hemos unido a democristianos, liberales, conservadores. Y siempre hemos querido conformar gobiernos de sentido común como el que se ha logrado en Andalucía, Murcia, Madrid o Castilla y León", ha subrayado González Terol. Por ello, al menos en los ánimos de Génova, "España Suma sigue vivo y las puertas siguen abiertas" para "llamar a un voto estratégico a los ciudadanos" y "optimizar el número de escaños" en provincias como las vascas.

El dirigente popular ha explicado que la formación seguirá "ahondando en la necesidad de ir unidos" y ha señalado que, por esa razón, el PP actuó para que Cs tuviese un puesto en la Mesa del Congreso (que al final no se logró) y cedió senadores al partido naranja para que pudiese tener grupo propio en el Senado. "Nuestro movimiento está siendo llamar a la unidad porque si el centro y la derecha no van unidos, se ha visto que la izquierda gana", ha dicho.

El PP no va a buscar "adversarios en el centro o la derecha" porque su objetivo es "parar al frente popular, a Pablo Iglesias, a Pedro Sánchez, a Carles Puigdemont, a Quim Torra o a EH Bildu", ha concluido González Terol. "No creo que ni Cs ni Vox sean los adversarios del PP".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad