El portavoz adjunto del PP en el Parlament, Santi Rodríguez. Foto: EFE/Alejandro García

El PP marca los límites al futuro gobierno de Quim Torra

stop

El PP advierte que el 155 se puede reactivar en cualquier momento y recuerda que el nuevo ejecutivo de Torra incluye a dos exconsellers investigados por el 1-O

Barcelona, 30 de mayo de 2018 (13:50 CET)

El gobierno de Mariano Rajoy permitirá la toma de posesión del gobierno propuesto por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pero el PP necesita insistir en que mantiene la firmeza frente al independentismo, porque Cs, que aboga por no levantar la aplicación del 155, le come terreno en las encuestas a marchas forzadas a base de reclamar más mano dura, así que los populares ya le lanzan advertencias y le marcan los límites de su margen de maniobra al gobierno aún apenas anunciado de Torra.

El mensajero ha sido el portavoz adjunto de los populares en el Parlament, Santi Rodríguez, que ha celebrado que ha avisado que si el nuevo ejecutivo retoma los caminos del anterior, el 155 se volvería a activar, y ha recordado además que dos de los consellers escogidos por Torra están siendo investigados por casos relacionados con el procés. Por lo que ha remarcado que el nuevo gobierno “al menos puede ejercer “con normalidad” sus funciones, pero ha precisado que eso es “por ahora”.

Buch y Puigneró, bajo sospecha

Rodríguez se refería al seleccionado para asumir la cartera de Interior, Miquel Buch, y al futuro titular del departamento de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró.

Buch, exalcalde de Premià de Mar, está investigado por un delito de desobediencia por su papel en los preparativos del referéndum como presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). La fiscalía le atribuía también sendos delitos de rebelión y malversación, pero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazó estas acusaciones y solo admitió a trámite la denuncia por desobediencia.

Puigneró, secretario general de telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital de la Generalitat, fue interrogado el pasado 9 de abril por la Guardia Civil, que le achaca delitos de malversación, revelación de secretos y desobediencia también por los preparativos del 1-O.

Borràs y el manifiesto Koiné

Rodríguez añadió un tercer nombre que el PP tendrá entre ceja y ceja: el de la escogida por Torra como consellera de Cultura, Laura Borràs, que en abril de 2016 fue una de las firmantes del manifiesto Koiné, que abogaba porque el catalán fuera la única lengua oficial en Cataluña. "No nos gusta que Cultura caiga en manos de una persona que ha dado apoyo a un manifiesto que pretende excluir el castellano del uso y la vida pública", ha dicho.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad