El President busca la complicidad de los sindicatos

stop

Mas pide el apoyo de los representantes de los trabajadores para frenar los recortes y realizar la consulta

Mas con Álvarez, secretario de UGT | EFE

24 de abril de 2013 (21:40 CET)

El escenario no era el más propicio, pero el President de la Generalitat, Artur Mas, ha tomado la palabra en la apertura del XIV congreso de la UGT de Catalunya entre tímidos silbidos con un objetivo claro: reclamar la colaboración de los representantes de los trabajadores.

Incluso se ha apropiado del lema del encuentro sindical, Temps de lluita (Tiempo de lucha), para reivindicar que “cuando se lucha se puede ganar o perder, pero si no se lucha seguro que pierdes”. Y ahora la representación de los trabajadores es importante para afrontar dos grandes retos, celebrar la consulta y frenar los recortes en el presupuesto de la Generalitat. Precisamente, el gran reproche que le han hecho los sindicalistas.

Giro vs. la austeridad

“La política que nos ha exigido la Unión Europea tiene sus límites”, ha afirmado Mas. Sin obviar, eso sí, que su gobierno fue uno de los abanderados de la austeridad y durante mucho tiempo hizo gala de ser el alumno aventajado de esta política. “Nos tomamos seriamente esta obligación y no miramos hacia otro lugar”, asegura el President. “Tenemos claro hasta donde se pueden continuar estas reformas, y parece que el Estado español también ha realizado un giro”.

Mas incluso ha reivindicado el encuentro que tendrá lugar “en mayo” entre Administración, patronales y sindicatos para “rehacer el acuerdo estratégico y definir cómo realizar las cosas de forma concertada y segura”. Otro cambio de rumbo tras los dos primeros años de su Ejecutivo, en los que los espacios de diálogo social desaparecieron o se redujeron a la mínima expresión, recuerdan los sindicalistas.

Resultado de la consulta

El President también ha agradecido el apoyo de los sindicalistas en “la defensa explícita a la democracia, que Catalunya elija libremente su futuro”. Pero con un matiz: “Que cada uno escoja, sin imponer ni ideas ni modelos”.

Al salir del escenario del XIV congreso de UGT de Catalunya, que se celebra hasta el viernes en Barcelona, los silbidos a Mas han ido in crescendo. Desde la mesa de organización se ha llamado al orden a los delegados sindicales: “Pedimos el mismo respeto al President al que le reclamamos a la hora de negociar”. “Sé que en algunos momentos habrá discrepancias, debemos canalizarlas de la forma más adecuada”, sentenciaba minutos antes Mas. “Es lógico, pero las coincidencias son mayores”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad