El presidente de Inversis gastó casi 140.000 euros con su tarjeta opaca de Caja Madrid

stop

CORRUPCIÓN

Rodrigo Rato y MiIguel Blesa en una foto de archivo I EFE

06 de octubre de 2014 (12:51 CET)

Luis Gabarda, actual presidente de Inversis, fue uno de los titulares de las tarjetas opacas de Caja Madrid, con la que habría gastado 139.700 euros entre 2003 y 2008.

Hombre de la máxima confianza de Miguel Blesa, llegó a ser consejero delegado de Cibeles, la sociedad tenedora de las participaciones industriales de Caja Madrid. Precisamente, la que hizo la ruinosa compra del banco en Miami, el City National Bank, a cuyo frente Gabarda estuvo durante un tiempo.

Banca privada

Gabarda salió de Bankia con la entrada de José Ignacio Gorigolzarri, y desde junio pasado preside Inversis, una entidad especializada en banca privada que Banca Mark compró hace poco más de un año precisamente a Caja Madrid en una operación sorpresa.

Los March se adelantaron al Banco Madrid -propiedad del andorrano BPA- y se hicieron con la entidad por 220 millones de euros. Su idea era revenderla posteriormente a la competencia del BPA, el también andorrano Andbank. Esta última operación aún no ha podido cerrarse, por lo que Gabarda sigue al frente de Inversis.

23.300 euros al año

Durante su paso por Caja Madrid, Gabarda registró gastos personales en su tarjeta opaca por valor de 139.700 euros, lo que supone una media de 23.300 euros al año. En 2003 cargó gastos por valor de 24.700 euros; 22.800 en 2004; 27.300 en 2005; 27.800 en 2006; 32.300 en 2007.

En 2008 sólo gastó 4.800 euros y a partir de entonces, nada. En total, dispuso de 139.700 euros. Esta cuantía le sitúa en el puesto 13 de los 83 consejeros y directivos que recibieron estas prebendas y que encabeza el citado Sánchez-Barcoj, según El Confidencial.

Jefe de gabinete

Gabarda entró en Caja Madrid en 1998 y fue jefe de gabinete de Blesa hasta que en 2007 fue nombrado vicepresidente de la gestora de fondos, en un movimiento que entonces causó malestar y con el que el presidente de Caja Madrid pretendía reforzar su control sobre esta área de negocio. A partir de entonces su papel en la caja no dejó ganar relieve.

La nacionalización de la entidad y la llegada de Goirigolzarri a la presidencia en 2012 provocaron la dimisión de Gabarda, que se produjo al mismo tiempo que la salida del resto de ejecutivos de las épocas de Blesa y Rato.

Según fuentes del sector, a pesar de haber desarrollado su carrera en Caja Madrid y Bankia, es una persona conocida de los March ya que anteriormente había trabajado en Banco Urquijo. Además, conocía bien Inversis desde su puesto en la gestora de fondos de la entidad nacionalizada, que era su principal accionista hasta la venta a los March.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad