El Príncipe Felipe reclama “unidad” en su debut en la recepción de la Hispanidad

stop

FIESTA NACIONAL

El Príncipe Felipe, en el día de la Hispanidad./EFE

12 de octubre de 2013 (17:35 CET)

Primer año, primera innovación. La recepción del Día de la Fiesta Nacional, en el Palacio Real, tras el desfile militar, ha servido para que el Príncipe Felipe haya pronunciado un discurso marcado por la “unidad” de España, con el propósito de recordar “lo mucho que hemos conseguido juntos y reafirmar nuestro compromiso con el futuro». No estaba previsto, porque el Rey Juan Carlos no protagonizaba, en estas ocasiones, discursos de este tipo. Pero el Príncipe, que sustituye por primera vez al Rey en el día de la Hispanidad, ha querido hacerlo, en un clima político marcado por el proceso independentista catalán.

La recepción ha contado por el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, que se ha mostrado profundamente preocupado por la actual situación. El propio Aznar ha asegurado que era la primera vez que asistía, como ex president, y que lo hacía porque entiende que la propia monarquía constitucional está en peligro.

Vínculos con la comunidad internacional

El Príncipe ha querido llamar a la unidad de todos los españoles este 12 de octubre, «un día para celebrar lo que nos une». «Si lo que hoy nos une es mucho, es mucho más lo que cada día seguirá estrechando nuestros vínculos con la comunidad internacional”, ha asegurado, tras añadir que “España, con la Corona a su servicio, trabajará para ello».

Ha sido una primera prueba de fuego para el Príncipe, que podría protagonizar una nueva etapa política en España, si el Rey decidiera abdicar. Por ahora, esa no es la salida que quiere el propio Rey Juan Carlos.

Uno de los problemas que se plantean en determinados círculos políticos y económicos de Madrid es que el Rey Juan Carlos debería hacer un último esfuerzo para resituar las carencias institucionales en España, sin necesidad de que, en el momento de que el Príncipe Felipe llegara a reinar se encontrara con un problema ya de enorme magnitud, agravado por el proyecto independentista catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad