"El proyecto político de CiU se ha acabado"

stop

FIN DE CIU

Josep Rull, ex consejero de territorio y sostenibilidad de la Generalitat. EFE

Barcelona, 18 de junio de 2015 (14:15 CET)

Este cuento se ha acabado. La dirección de Convergència considera que el proyecto político de CiU ha llegado a su fin, y que ha sido por la voluntad de Unió Democràtica, o, en todo caso, por su dirección.

La ejecutiva de Convergència debatió en la noche del miércoles qué hacer, tras la decisión de la dirección de Unió de ordenar a sus tres consellers que abandonen el Govern. Pero ha sido este jueves cuando ha hecho pública su posición.

Según el coordinador general de CDC, Josep Rull, Unió ha dejado claro que no quiere ir de la mano de CDC en las elecciones del 27S, y, por tanto, "el proyecto de CiU se ha acabado y ahora es necesaria una separación amistosa".

La estrategia frustrada de Duran

La posición de CDC es vital para que Unió tome una decisión final. La dirección democristiana no quiere romper el instrumento político, y Josep Antoni Duran Lleida ha planteado una estrategia de presión, con la salida de los tres consellers, para hacer ver a Artur Mas que debe reorientar su deseo de convertir el 27S en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña.

Lo que desea Duran es que acabe siendo Convergència la que manifieste esa ruptura, para tener las manos libres y preparar una candidatura propia a las elecciones.

Y eso ha acabado sucediendo. Convergència no puede ahora rectificar, y Artur Mas llegará hasta el final, aunque comporte, como entiende la dirección de Unió, "un completo desastre".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad