El PSC e ICV cargan contra Mas por sus políticas de austeridad

stop

DIPUTACIÓN PERMANENTE

Artur Mas, en el Parlament./EFE/Toni Garriga

03 de diciembre de 2012 (20:27 CET)

Diputación permanente del Parlament. Un debate, consensuado, pero a propuesta de la oposición, para que el presidente en funciones, Artur Mas, explique cómo gestionará la Generalitat el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), por el cual la administración autonómica recibirá este 2012 un total de 5.370 millones de euros.

Mas se defiende y ataca. Argumenta y justifica sus políticas de austeridad, marcadas por Madrid y por Bruselas.

Y alerta de que, ahora sí, esas exigencias pueden ser “excesivas” y que pueden ahogar la economía catalana. Pero insiste en que todos los países europeos están sujetos a esa disciplina, incluso la Francia de François Hollande.

'Liquidación' autonómica

A pocas semanas de la investidura de Artur Mas en el Parlament, la diputación permanente vivió este lunes un claro anticipo de lo que puede ser el inicio de esta legislatura. Mas inició su intervención con un lapsus muy significativo, quizá estudiado previamente: “Explicaré que el Fondo de Liquidación Autonómica...., no, de Liquidez Autonómica...”. Las risas no se hicieron esperar.

Pero fueron risas tímidas, casi lamentos, porque la situación financiera de la Generalitat es, prácticamente, de 'liquidación' si no se remedia con celeridad.

Y el debate también fue indicativo. Tanto el PSC como ICV cargaron contra Artur Mas, al entender que no ha tratado de modificar el discurso de la austeridad, ni presentar, dentro del escaso margen de maniobra que la Generalitat pueda tener, algunas alternativas.

El impuesto de Sucesiones

La diputada del PSC, Rocío Martínez-Sampere, fue muy precisa en sus argumentos. Admitió los errores de las administraciones socialistas, en Madrid y en Barcelona, con el tripartito. Pero fijó las prioridades. “Lo importante, aunque hay que tratar de no cometer errores, es corregirlos”.

Se refería a la decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de eliminar el impuesto de Patrimonio en el inicio de su segunda legislatura, cuando España ya estaba instalada en la crisis.

Mas le había reprochado, precisamente, esa decisión. Pero lo que no dijo Mas, y Martínez le recordó, es que el propio Zapatero recuperó de nuevo el impuesto a lo largo de la legislatura. “Usted podía haber hecho lo mismo con el impuesto de Sucesiones, pero no rectificó”, aseguró la diputada del PSC.

La cautela de ERC

Esta cuestión es significativa, porque el diputado de ERC, Joan Puigcercós, se mostró muy cauto en sus palabras. No entró en la polémica. Y decidió cargar en la “deslealtad de Madrid”, porque el oxígeno que obtuvo España, después de que la Comisión Europea aceptara un mayor déficit para 2012 y 2013, Mariano Rajoy no lo trasladó a las comunidades autónomas.

Pero el propio Puigcercós, precisamente, fue quien más batalló dentró del tripartito para que se eliminara parcialmente el impuesto de Sucesiones, ante el rechazo de ICV. Finalmente, el PSC asumió una bonificación del impuesto que iba mucho más allá de lo que pretendía Puigcercós.

Y al acceder Mas al poder, decidió eliminar el impuesto completamente.

Mas incidió en la misma línea que Puigcercós, insistiendo en que Rajoy ha decidido cargar toda la reducción del déficit en las autonomías. Y aprovechó para criticar con dureza a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, por no pagar “lo que debe el gobierno central, como las inversiones en infraestructuras”.

El debate de este lunes en el Parlament, en todo caso, dibuja el futuro inmediato, si CiU acaba cerrando un acuerdo de legislatura con Esquerra Republicana, aunque sin formar un gobierno de coalición.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad