El PSC garantiza una reforma de la Constitución sin referéndum

stop

Miquel Iceta confirma que los socialistas catalanes apoyarán la reforma de la Carta Magna acordada por el PP y el PSOE y asegura que “no ven necesario” refrendar los cambios en las urnas

El presidente de la fundación Rafael Campalants y diputado del PSC, Miquel Iceta

29 de agosto de 2011 (18:17 CET)

La reforma de Constitución que el Congreso aprobará este viernes no será refrendada en las urnas. El viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado que los socialistas catalanes apoyarán la inclusión de un techo de gasto pactado entre el PP y el PSOE y ha afirmado que el partido no ve necesario convocar el referéndum. Según argumenta, rechazan la consulta porque “no quedaría claro si se pregunta a los ciudadanos sobre el nuevo artículo que quiere introducirse en la Constitución o sobre la ley orgánica que va a desarrollar el texto añadido”.

Los diputados del PSC en el Congreso y en el Senado tienen la clave del referéndum. Sobre todo en la Cámara Alta, ya que los socialistas tienen grupo propio junto a ERC y ICV-EUiA: l'Entesa Catalana de Progrès. Pero han preferido seguir la misma línea que el candidato del PSOE en las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, y dar luz verde “por asentimiento” a la reforma. Iceta mantiene que la opinión pública está “absolutamente concienciada de las dificultades que hay a causa de la situación económica” y que los cambios se tienen que hacer cuando antes mejor.

Una justificación parecida a la de Rubalcaba, que había mostrado reparos a tocar la Carta Magna. También habían criticado el pacto el presidente del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, asegurando que hay temas “más prioritarios a cambiar en la Constitución como el respeto de la autonomía financiera de la Generalitat” y el primer secretario del partido, José Montilla, declaró que el cambio no le “entusiasma”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad