El PSC prevé desmarcarse por primera vez del PSOE en el Congreso

stop

Navarro defiende el apoyo a una resolución con CiU e ICV a favor del derecho a decidir

Pere Navarro, en la ejecutiva del PSC./EFE/Toni Garriga

25 de febrero de 2013 (20:56 CET)

Esta vez puede ser la definitiva. Los 14 diputados del PSC, en el grupo del PSOE en el Congreso, prevén votar este martes de forma independiente y apoyar una resolución de CiU e ICV a favor del derecho a decidir. Sería la primera vez que sucede, y que evidencia las malas relaciones entre los socialistas catalanes y la dirección del PSOE.

La decisión puede llevar a engaño. Y es producto de la dificultad de la cúpula del PSC para explicar su posición. Ni con CiU, pero tampoco con el PSOE. Ese difícil equilibrio deja en una situación muy complicada al PSC, pero el argumento lo defiende, ahora sí, la práctica totalidad de la ejecutiva socialista.

Instar a negociar la consulta

Fue el primer secretario del PSC, Pere Navarro, quien explicó, tras la reunión de la ejecutiva, la decisión tomada. Y es que esa resolución, planteada por CiU e ICV, a favor del derecho a decidir, insta al Gobierno central a negociar con el de la Generalitat la celebración de una consulta para que los catalanes puedan decidir su futuro político. Es decir, es exactamente lo que defiende el PSC, que apuesta por esa consulta, siempre que sea acordada.

Pero los mensajes tienen una doble condición. El cómo se difunden, y con quién se pactan, más que el propio contenido. La dirección del PSC se enfrenta a ese problema, explicar de forma precisa dónde está y con quién quiere estar.

Para el PSOE no hay matices. La dirección socialista rechaza esa consulta, y no entra en si debe o no debe alcanzarse tras un acuerdo. El portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, el ex ministro Ramón Jáuregui, rechazó, este lunes, la posible celebración de una consulta soberanista. La iniciativa, según Jáuregui, “no ayuda para nada a Catalunya”, ha asegurado.

El voto de Carme Chacón

La cuestión es que entre los diputados del PSC en el Congreso está Carme Chacón, que podría aspirar a la candidatura a la presidencia del Gobierno, cuando se establezca un calendario de primarias. Chacón, muy crítica con el proceso soberanista del President Artur Mas, podría, sin embargo, apoyar la resolución. El derecho a decidir formó parte del programa electoral con el que Pere Navarro se presentó a las elecciones del 25N.

Pero la relación entre el PSC y el PSOE se complica cada día. Navarro provocó el enojo de los dirigentes socialistas la pasada semana. Alfredo Pérez Rubalcaba defendía su proyecto en el debate del estado de la nación en el Congreso, frente a Mariano Rajoy, mientras desde Barcelona Navarro pedía la abdicación del Rey Juan Carlos.

La decisión del PSC, que se deberá plasmar este martes, ha sido bien vista por los diputados más críticos, los que no obedecieron la decisión del grupo parlamentario socialista y no votaron en contra de la resolución de CiU y ERC en el Parlament, en la que se votaba, a juicio de Navarro, no el derecho a decidir, sino una declaración de soberanía unilateral.

En cualquier caso, Navarro se enfrenta a un problema de gran envergadura: que los electores socialistas entiendan lo que hace y dice el PSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad