El PSOE caerá tan hondo como los socialistas griegos, advierte 'The Economist'

stop

PARALELISMOS CON LA VICTORIA DE SYRIZA

Sánchez, en actitud reflexiva

07 de febrero de 2015 (12:54 CET)

The Economist sostiene que el PSOE se juega la existencia en las elecciones andaluzas del 22 de marzo. Si no logra frenar a Podemos en esta comunidad autónoma, puede convertirse en un partido que, "presionado por todos lados", corra el riesgo "de ser derribado como el Pasok griego" (obtuvo un 4% de los sufragios).

El semanario británico se refiere esta semana al escenario español en un artículo titulado Can they? (¿Pueden?). Argumenta que la decisión de la presidenta andaluza, Susana Díaz, de adelantar las elecciones autonómicas "fue una respuesta a Podemos".

Los autores del trabajo periodístico señalan que si los socialistas no pueden frenar en Andalucía la "marea" de Podemos, fracasarán en este propósito en el resto de España cuando se celebren las próximas elecciones locales y autonómicas.

Inestabilidad en Andalucía y España

Además, afirma que "Podemos se enfrenta a una prueba en Andalucía, que es sólo su segunda cita electoral después de que lograra un 8% de los votos en las elecciones europeas del pasado mayo".

No obstante, el semanario británico destaca que Díaz podría ganar sin mayoría absoluta y que ni el PP ni Podemos parecen "futuros aliados estables". "Semejante inestabilidad amenaza no sólo a Andalucía, sino a España".

No duda tampoco en remarcar que el panorama político será "inestable" a partir de otoño, debido a que PP, PSOE y Podemos no conseguirán una mayoría suficiente para gobernar por sí solos en diversas instituciones.

Mejora económica

El semanario critica con dureza al líder de Podemos, Pablo Iglesias. El secretario general de la formación describió en la manifestaicón de Madrid una España "humillada" por Alemania y "asaltada" por "políticos corruptos" y "capitalistas neoliberales".

A estas declaraciones, The Economist contrapone una serie de recientes datos macroeconómicos, entre los que destaca "la creación de 400.000 puestos de trabajo", "el aumento de salarios" o las previsiones de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quien aseguró que el PIB crecerá al 2,5%, convirtiendo a España en la "locomotora de la eurozona".

La publicación remarca, sin embargo, que el desempleo se encuentra en el 24% y los trabajos que se crean son "temporales y precarios", lo que provoca que los ciudadanos sitúen la economía y el paro entre sus principales preocupaciones junto con la corrupción.

De frikis a amenaza

The Economist también explica que los asesores del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace nueve meses consideraban a los miembros de Podemos "frikis". La percepción ha cambiado, ya que en la última convención nacional del PP, sus principales dirigentes se revolvían contra quienes les llaman "casta".

La principal rémora electoral que la cabecera británica observa en los populares es la corrupción, en general, y la salida de prisión del ex tesorero Luis Bárcenas, en particular.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad