Juan Carlos I, en la finca de los Jardines de Oñate, en Aranjuez (Madrid)

Las especulaciones llevan a Juan Carlos I del Caribe a Abu Dabi

stop

El Rey Juan Carlos I se dirigió en un jet privado de Vigo a los Emiratos Árabes según ABC, que antes lo había situado en Santo Domingo

Barcelona, 07 de agosto de 2020 (08:49 CET)

Se ha especulado ampliamente sobre el paradero al que se dirigió el Rey Juan Carlos I en su marcha tras las investigaciones abiertas sobre los supuestos fondos en paraísos fiscales. Se ha hablado de la República Dominicana, donde supuestamente estaba en una propiedad del multimillonario cubano José Fanjul —íntimo del anterior jefe de Estado— y también de Portugal, donde habría sido acogido por la familia Brito e Cunha-Espirito Santo —amigos personales del anterior monarca desde la Guerra Civil—.

Sin embargo, nada de esto había sido confirmado por fuentes de la Monarquía. La Casa Real, hasta el momento, ha preferido mantenerlo en secreto para que sea él que lo haga público si así lo prefiere. Ahora, el periódico Abc, ha podido acceder a la ruta del avión en el que salió el Monarca el 3 de agosto, cuyo vuelo fue alterado para evitar rastreos. ¿El destino final? Abu Dabi.

El pasado lunes 3 de agosto a las 10 de la mañana, Don Juan Carlos I despegó en un jet privado (en concreto un modelo Global 6500 con matrícula 9H-VBIG alquilado a la compañía TAG Aviation), pero a su sede en Malta, para evitar cualquier filtración. Este aparato es uno de los mejores del mercado y está valorado en unos 50 millones de euros y una autonomía de más de 11.000 kilómetros.

Abu Dabi es el más seguro ahora mismo para el Monarca, dado que allí la actividad de los paparazzi está muy restringida. Las normas de este país son muy duras en ese aspecto, y en más de una ocasión alguno ha tenido conflictos legales tras realizar su trabajo. Además, el monarca mantiene una excelente relación personal con las familias reales de los Emiratos Árabes.

Don Juan Carlos no visitaba el país desde que en 2009 cuando, jubilado de sus responsabilidades públicas, decidió asistir al Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial de Fórmula Uno, en el circuito de Yas Marina.

Hasta llegar allí, se alteró el plan de vuelo para evitar cualquier rastreo. El recorrido del jet que trasladó a Don Juan Carlos marcó París-Abu Dabi como ruta, aunque el Global 6500 salió de París el domingo a mediodía e hizo noche en el aeropuerto de Vigo, desde donde emprendió vuelo con al menos cinco pasajeros. Entre éstas, se encontraba la persona de máxima confianza del emérito y cuatro escoltas.

En uno de los hoteles más caros del mundo

El jet aterrizó en el aeropuerto AZI (Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen), donde cogió un helicóptero hasta el Hotel Emirates Palace, uno de los más caros del mundo y propiedad del gobierno emiratí, con una playa privada. Para la hora en la que se difundió la carta anunciando su partida en España, sobre las 18 horas, éste ya estaba entrando en el lujoso complejo hotelero.

Actualmente, Don Juan Carlos I se encuentra en una de las seis suites presidenciales (de unos 11.000 euros la noche), a resguardo de las altas temperaturas del lugar. Actualmente, hace 40 grados con una sensación térmica de 50. No es la primera vez que se hospeda allí, gracias a su amigo Mohammed bin Zayed Al Nahyan, Príncipe Heredero del Emirato.

Sobre las investigaciones en las que el emérito se encuentra involucrado, existen dos abiertas sobre el recorrido de 65 millones de euros, una en Suiza y otra en la Fiscalía del Supremo, que podrían haber sido fruto de comisiones, que supuestamente el emérito desvió a una cuenta en Suiza e indicó a su entorno que eran un regalo del rey de Arabia Saudí.

Con esta marcha, el objetivo de Don Juan Carlos no es eludir la justicia sino rebajar la presión a su hijo para evitar las críticas a la Monarquía. En todo momento, el anterior Rey ha mostrado su disposición ante el Ministerio Fiscal, tal y como informó el pasado lunes su abogado Javier Sánchez-Junco en un comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad