El 'sí' a la independencia, bloqueado en el 47%

stop

DEBATE SOBERANISTA

La via catalana, a su paso por Vinaròs./EFE/Jaume Sellart

30 de abril de 2014 (13:45 CET)

Los catalanes favorables a la independencia de Catalunya no llegarían al 50%.

El Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) ha preguntado, por primera vez, sobre la doble cuestión planteada en la consulta soberanista que el Govern ha fijado para el 9 de noviembre. Y el doble sí-sí, el sí a la primera pregunta, (quiere que Catalunya sea un estado), y el sí a que ese estado sea independiente, ganaría la consulta.

En el primer caso, hasta el 57,6% de los ciudadanos votaría a favor de que Catalunya se convierta en un estado. Y, en la siguiente pregunta, que sólo podrían votar los que apostaran de forma afirmativa en la primera cuestión, el 81,8% se inclinaría por la independencia. Eso quiere decir, según el CEO, que el respaldo a la independencia contaría con el 47,1% de apoyo, menos de la mitad.

Por tanto, el referéndum se ganaría, pero el porcentaje dejaría con poca fuerza al Govern para iniciar un proceso unilateral de independencia.

Independentistas y voto a favor de un estado

El CEO ha querido esta vez realizar su encuesta a través de encuestas personales, y no por teléfono. Se trata de una muestra de 2.000 personas, entre los días 24 de marzo y 15 de abril, antes de que se produjera el rechazo al derecho a decidir en el Congreso.

En el sondeo, el 19,3% de los catalanes votaría 'no' a la primera pregunta, mientras que un 11% se abstendría y un 9,4% está indeciso. De los que votarían 'sí' a la constitución de un estado, sólo el 8,6% rechazaría que fuese independiente.

En la encuesta aparece un fenómeno obvio, y es que el 47,1% de apoyo a la independencia coincide con los que se declaran independentistas, aunque el porcentaje de no independentistas es mayor: el 48,4%.

Cierto cansancio

En los últimos meses se constata un cierto descenso del número de ciudadanos que apuestan por la independencia. Los que apuestan por mantener la actual situación, un 23,3%, han aumentado en cinco puntos respecto al mes de noviembre. Y los que desean que Catalunya sea un estado independiente, el 45,2%, ha bajado tres puntos.

Pero también los que desean una tercera vía, o apuestan por el federalismo han descendido, del 21,3% al 20%.
En todo el debate sobre la independencia de Catalunya hay un hecho de suma importancia, y es la posibilidad de que quedara fuera de la Unión Europea. Esa cuestión actúa como efecto disuasorio. El 45% de los catalanes lo ve bastante probable, mientras que el 37,6% entiende que es poco o nada probable.

Otro hecho destacable de la encuesta del CEO es que los catalanes tampoco ven como algo cercano la opción de un pacto con el Gobierno central. El 64,7% cree que no se dará.

Por todo ello, los resultados del CEO muestran una enorme división, casi al 50% entre todas las posibles opciones, lo que imposibilitaría tomar decisiones claras respecto a la relación de Catalunya con el resto de España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad