El socio venezolano de Monedero fue denunciando hasta por el chavismo

stop

NEGOCIOS TURBIOS

Juan Carlos Monedero.

Madrid , 14 de abril de 2015 (21:40 CET)

Los allegados de Ernesto Velasco, el hombre que elabora informes con Juan Carlos Monedero en Venezuela, aseguran que el joven y próspero empresario es como el ajo: está en todos los guisos. Además de la acepción culinaria, estar en un guiso en Venezuela significa participar de un negocio turbio, con ganancias estratosféricas.

Y el camaleónico Ernesto Velasco ha estado en muchos: tanto en los del chavismo como en los de la oposición. Velasco llegó a la cumbre en 2006 cuando alcanzó la dirección general de La Estancia, la filial de la empresa petrolera venezolana que se dedica a financiar obras urbanísticas y culturales. Allí manejó presupuestos millonarios hasta que el periodista más aguerrido del chavismo, Mario Silva, lo denunció en su programa de televisión.

Adjudicador y adjudicatario de la misma empresa

A Ernesto Velasco lo delataba su pasado político. Había participado en el acoso de la embajada de Cuba, en pleno golpe de estado en abril de 2013 cuando Hugo Chávez fue apresado. En esos años también ocupó un cargo importante en la alcaldía del ex edil de Caracas, el opositor Alfredo Peña. La denuncia televisada sobre su conversión política vaticinaba el final de Velasco, quien había sido retratado como un oportunista opositor disfrazado de chavista.

Pero, en contra de lo que muchos pensaban, no fue su fin. Velasco, hábil superviviente en los lucrativos contratos del poder, supo reinventarse y se convirtió en un contratista privilegiado. Su empresa, Viu Europa, comenzó a importar materiales y equipos urbanos que se desplegaron por toda Caracas. Bancos, parques infantiles, vehículos de limpieza urbana, alcantarillado e iluminación, entre muchos otros productos.

El empresario acometió dos de las obras más importantes en Caracas: la reforma del principal boulevard de la capital (Sabana Grande) y una de las principales avenidas (Libertador). Todas las obras las realizó como importador de la multinacional catalana Benito, exportadora de material urbano de todo tipo.

Años más tarde, el mismo periodista chavista y amigo personal de Chávez y Maduro denunciaría que el empresario actuó como alto directivo de la empresa y adjudicatario de obras de forma casi simultánea.

El contrato de Monedero

Velasco cuenta con una empresa en Alcobendas y varias compañías en Venezuela. Una de ellas, Viu Comunicaciones, ha sido inhabilitada por el gobierno para presentarse en los próximos concursos públicos, según el registro público de empresas.

El último contrato del que se ha beneficiado el joven empresario es el suscrito con Juan Carlos Monedero. Cobró 69.000 euros de Monedero en un informe en que el fundador de Podemos se embolsó 425.000 euros. En su comparecencia pública ante los medios de comunicación para explicar sus facturas con Venezuela, Monedero explicó que Viu Europa le ayudó a buscar información y a "hacer traducciones".

"La empresa con la que yo contrato, tiene contactos con toda América Latina y me permitía hacer una recopilación de información y tener un análisis que a mí me venía muy bien. Me resultaba muy interesante contar con los recursos de esa empresa que tiene muchos análisis", intentó explicar el dirigente de Podemos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad