El presidente del Gobiertno, Mariano Rajoy, habla con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en Madrid el 2 de junio de 2015

El trabajo basura deja sin recursos a la Seguridad Social para viudas y huérfanos

stop

PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

en Madrid, 19 de agosto de 2015 (13:24 CET)

El Gobierno de Mariano Rajoy busca alternativas para relajar las tensiones financieras que sufre la deficitaria Seguridad Social y plantea que ciertas prestaciones como las pensiones de viudedad y orfandad se cubran mediante vías alternativas a las cotizaciones. Es decir, con impuestos.

"Ponemos sobre de la mesa la conveniencia de establecer nuevos mecanismos de financiación, ya que desde hace muchos años las cotizaciones sociales no alcanzan para cubrir el conjunto de las pensiones contributivas", ha asegurado el secretario de Estado de Seguridad Social en una comparecencia parlamentaria.

Tomás Burgos describe que se trataría de avanzar en la "separación de fuentes" que ya ha llevado a financiar con impuestos la sanidad pública, los servicios sociales, las prestaciones familiares, las pensiones no contributivas y el complemento para las pensiones más bajas.

¿Cómo pagar las prestaciones no contributivas?

El Ejecutivo plantea así al resto de grupos debatir en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo si se siguen incorporando a los presupuestos de la Seguridad Social partidas como las pensiones de viudedad y orfandad, que suponen unos 20.000 millones de euros al año para el sistema, o bien si pasan a ser atendidas por las cuentas generales.

Burgos, que acudió a las Cortes para presentar las cifras de la Seguridad Social en los presupuestos de 2016, recordó que actualmente el Estado aporta más de 13.000 millones de euros a la financiación de las prestaciones no contributivas.

La Seguridad Social debe reducir su déficit del -1,06% del PIB del año pasado al -0,6% en 2015, aunque la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) considera elevada la probabilidad de que rebase el objetivo porque no se están cumpliendo las expectativas de mayores ingresos.

La hucha de las pensiones, a la mitad

Unas bases de cotización inferiores por el crecimiento del empleo precario, o "basura", con salarios más bajos, la introducción de tarifas planas para autónomos y las bonificaciones para fomentar la contratación indefinida han frenado el aumento de los ingresos de la Seguridad Social pese a la creación de empleo de los últimos meses.

La crisis económica adelantó los desequilibrios por la caída de casi tres millones en el número de cotizantes --de los que se han recuperado apenas un 35%--, a lo que se suma el reto demográfico de una población cada vez más envejecida.

El Gobierno prevé sacar en 2016 de la denominada hucha de las pensiones 6.283 millones de euros, después de haber utilizado desde 2012 un total de 33.951 millones --la mitad del volumen de este fondo de reserva--. Los recursos ahorrados antaño se utilizan para afrontar pagos del ahora deficitario sistema de pensiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad