El Tribunal Constitucional “exige” a Mas que sea fiel a la Carta Magna

stop

DEBATE SOBERANISTA

19 de marzo de 2014 (18:16 CET)

Nuevo movimiento de los poderes del estado. El Tribunal Constitucional, cuestionado en Catalunya en los últimos años por su papel en la sentencia del Estatut, ha vuelto a fijar una posición clara. Su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, ha querido hacer frente al proyecto soberanista que defiende el President Artur Mas, a pesar de que el TC tiene todavía entre manos la declaración soberanista que aprobó el Parlament, y sigue deliberando qué hacer con ella.

Pero en un acto con motivo de la toma de posesión del magistrado Roberto Enríquez, ha reclamado a Mas que sea fiel a los principios de la Constitución, como una cuestión que es la base del sistema jurídico y que “exige que todos los poderes públicos” se “deben abstener de adoptar decisiones o realizar actos que perjudiquen al interés general”.

Comunidad de intereses

La advertencia del presidente del TC, por tanto, al President Mas ha sido concluyente, en un acto en el que estaba presente el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; el presidente del Tribunal Superior de Madrid, Francisco Vieira; y el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, entre otros magistrados y vocales del CGPJ.

Las palabras de Pérez de los Cobos deja un margen de maniobra muy pequeño a Mas, en su intento de conseguir que se celebre una consulta soberanista en Catalunya. Según el presidente del TC, los poderes públicos deben quedar sujetos a los principios de la Constitución, y tener en cuenta “la comunidad de intereses que les vincula entre sí, que no puede resultar disgregada o menoscabada como consecuencia de una gestión insolidaria de los propios intereses”.

El Tribunal Constitucional vuelve a contar, con la toma de posesión de Enríquez, con doce magistrados, tras la muerte de Francisco José Hernando, en el mes de noviembre.

Estado descentralizado

Pérez de los Cobos, que admitió en su día que es militante del PP, provocando una gran polémica, ha aprovechado para defender el actual Estado de las autonomías, al considerar que se ha creado un Estado “con un grado de descentralización política perfectamente comparable al de los estados federales, garantizando a las nacionalidades y regiones que lo integran un nivel de autogobierno del que nunca antes habían gozado".

Por ello, el presidente del TC ha insistido en que existe un "deber de auxilio recíproco" y de "recíproco apoyo y mutua lealtad", que exigen que los poderes públicos deban "abstenerse de adoptar decisiones o realizar actos que perjudiquen al interés general".

Y esa lealtad quiere decir que se respeta, también, a juicio de Pérez de los Cobos, las decisiones del Tribunal Constitucional, que tiende pendiente pronunciarse sobre la declaración de soberanía que aprobó el Parlament.

Por ahora, las deliberaciones internas han demostrado ciertas diferencias, centradas en si esa declaración tiene o no consecuencias jurídicas. En ella se señalaba que Catalunya es un sujeto jurídico y político propio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad