El Tribunal de Cuentas investiga a la Generalitat por el uso de 1.700 millones de fondos europeos

stop

MALVERSACIÓN

Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas

13 de noviembre de 2014 (20:29 CET)

El Tribunal de Cuentas investiga a la Generalitat por irregularidades detectadas en el uso de fondos sociales europeos (FSE) entre 1990 y 2001. Se trata de partidas cuya finalidad no quedó justificada por parte de los gobiernos de Jordi Pujol.

De hecho, de la malversación de estos fondos nace uno de los únicos casos de corrupción probada en España: el caso Pallerols. Unió Democrática de Cataluña (UDC) admitió ante el juez que se lucró con dinero procedente de la Unión Europea para cursos de formación.

Procedimiento


Con la vía penal ya agotada, el Tribunal de Cuentas sigue su camino administrativo. El organismo ha iniciado el procedimiento llamado reintegro por alcance. Es decir, el tribunal considera que existe una falta de justificación en las cuentas presentadas por el Govern sobre estas partidas e incoa un expediente para sustanciar sus pretensiones de responsabilidad.

El siguiente paso es que las partes se pronuncien. Las pesquisas sólo seguirán adelante si la Fiscalía toma la decisión.

Investigación en Cataluña


La planificación de la Unió Europea estableció una distribución de los FSE en periodos de programas sucesivos: 1989-1993, 1994-1999 y 2000-2006. En total, se destinaron 1.730 millones de euros.

La Sindicatura de Comptes ya investigó sobre el uso de estos fondos. Se trató de una iniciativa que llevó a cabo el gobierno tripartito, que decidió auditar las cuentas durante los gobiernos de CiU. El organismo señaló la "falta de procedimientos sistemáticos en la gestión" de dichos fondos. Además resaltó que no había suficiente documentación acreditativa en algunos apartados que demostrase en qué se empleó ese dinero.

Caso Pallerols

Uno de estos capítulos poco documentados fueron los cursos de formación para desemplados que dependían de la conselleria de Treball. Ahí nace el llamado caso Pallerols, por el que el empresario andorrano Fidel Pallerols recibió varios contratos por valor de nueve millones a cambio de desviar el 10% del total a UDC).

El partido democristiano aceptó la sentencia de conformidad en enero del año pasado. El pacto supuso asumir que UDC financió irregularmente y la devolución de casi 400.000 euros de fondos públicos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad