El WSJ apunta: los independentistas olvidan la corrupción en Catalunya

stop

DEBATE SOBERANISTA

Fèlix Millet en silla de ruedas en el tribunal | EP

25 de marzo de 2014 (16:01 CET)

La prensa extranjera está siendo el objeto de deseo del movimiento independentista. El interés en los medios anglosajones es especialmente relevante, y, en particular, de la prensa económica. Pero esta vez las informaciones se centran no sólo en el auge del soberanismo, sino en los asuntos judiciales que rodean la política catalana.

El Wall Street Journal destaca los casos de corrupción, que juzgan el propio proceso independentista, o que lo ponen en tela de juicio.

En una información que firma Matt Moffett, el diario considera que el caso Palau sitúa en un brete el proceso, y que también se debe destacar, para entender todo lo que ocurre, el caso de Oriol Pujol, “el secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya”, imputado por “favorecer concesiones para los centros de inspección de vehículos”, las ITV.

El Wall Street Journal se hace eco de la declaración de Fèlix Millet, en el caso del Hotel del Palau --colateral al caso principal-- en las que aseguraba “que no era él, que estaba bajo los efectos de la medicación”.

Utilización por los dos bandos

Lo que explica el rotativo es que esos casos de corrupción están siendo utilizados por los que defienden la independencia, y también por los que están en contra, sin olvidar que uno de esos casos, el caso Palau, puede ser el centro, en gran medida, de todo el debate político, porque Millet “fue confidente de líderes políticos y económicos y figura destacada de la sociedad barcelonesa”.

Entre las fuentes que aparecen está la de Joan Oller, que destaca que Millet “tenía todas las puertas abiertas” de instituciones y personalidades.

En el artículo, el economista de la UB, Francesc Granell, “que se opone a la independencia”, asegura que el movimiento independentista “intenta vender una utopía, pero los casos de corrupción sugieren que una Catalunya independiente sería gestionada igual de mal que con España”.

La sede de CDC, embargada


En el otro lado aparece el también economista Xavier Sala-Martín, que insiste en que en una Catalunya independiente se tendría la oportunidad de “crear un entorno institucional mejor”.

La información se refiere también al Caso ITV, y al hecho de que la sede de Convergència Democràtica esté embargada, como garantía, ante las acusaciones de que el partido se financió de forma irregular.

La corrupción en Catalunya, por tanto, ya está también en las páginas de los medios internacionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad