Salgado culpa a los otros "PIGS" de la crisis financiera española. En la imagen, la exministra de Economía, Elena Salgado, durante su comparecencia en el Congreso. EFE/ Chema Moya

Salgado culpa a los otros "PIGS" de la crisis financiera española

stop

La exministra de Economía Elena Salgado culpa a los rescates de Grecia e Irlanda de la recaída de la economía española en 2010

Economía Digital

Salgado culpa a los otros "PIGS" de la crisis financiera española. En la imagen, la exministra de Economía, Elena Salgado, durante su comparecencia en el Congreso. EFE/ Chema Moya

Madrid, 11 de enero de 2018 (10:36 CET)

Elena Salgado, la sucesora de Pedro Solbes al frente del Ministerio de Economía, elude la autocrítica en su gestión durante la crisis y culpa a otros "PIGS". Portugal, Grecia, Irlanda y España recibieron esta denominación peyorativa, por la coincidencia entre sus iniciales y la palabra cerdos en inglés. Los cuatro países (más Italia) fueron los más perjudicados en Europa durante la crisis económica mundial iniciada en 2008.

La exministra socialista ha achacado este jueves la recaída de la economía española en 2010 a los rescates de Grecia e Irlanda, que aumentaron la desconfianza hacia España ya que tenía una gran exposición en el mercado inmobiliario.

Durante su comparecencia en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y el rescate bancario, Salgado ha recordado que al inicio de 2010, en el primer trimestre el PIB empezó a crecer y la prima de riesgo estaba por debajo de los 100 puntos básicos.

"Fue en este contexto cuando estalló la situación griega", ha dicho tras aludir a la reacción de los mercados financieros internacionales ante el déficit público griego de más del 15 % que motivó posteriormente el rescate.

Desconfianza hacia Portugal, Irlanda y España

Ha explicado que las complicadas negociaciones y la falta de credibilidad del programa acordado con Grecia extendieron la desconfianza hacia Portugal, Irlanda y España, que vieron aumentar sus primas de riesgo.

Las complicadas negociaciones del programa de rescate griego extiendieron la desconfianza hacia España, Portugal e Irlanda

"Precisamente, este fue uno de los primeros hitos que generaron la perniciosa interrelación entre la deuda pública y la situación de las entidades financieras, ya que el potencial rescate de un país implicaba un aumento de los intereses que obligaba a acentuar recortes en resto de partidas públicas", ha puntualizado.

Salgado ha indicado que el rescate de uno de los mayores bancos irlandeses, que había superado con buena nota los test de resistencia de julio de 2010, volvió a sembrar la desconfianza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad