"En Rusia sólo hay bandidos, prostitutas y políticos"

stop

Mijail Monastyrskiy, ex diputado, y ex "Vor Zakonen" de la mafia Tobovskaya explicó a la Polícia sus relaciones tras sentirse amenazado

Mafia rusa

12 de junio de 2015 (19:28 CET)

Mijaíl Monastyrskiy, se había refugiado en Estepona.

Huía de Rusia, pero no de su policía ni de sus servicios secretos, sino de sus antiguos compañeros, camaradas en el politburó de una de las organizaciones criminales más poderosas de la tierra: Tosbovskaya.

Corrían los primeros días del año 2007. Y le encontraron.

Un día, cuatro sicarios rusos, irrumpieron en su fastuosa mansión y tras agredirle con una extrema violencia, lo maniataron y le encerraron en el sótano de su domicilio. Así estuvo 12 horas hasta que le rescató la mujer de la limpieza. Fue un aviso. Un recadito en forma de mensaje sellado en sangre con el que se dicen miles de cosas aquellos que hablan el lenguaje de la mafia.

Monastyrskiy pide ayuda a la Policía

Mijaíl nunca se reconoció como un cobarde pero lo cierto es que buscó, despavorido, refugio en la policía española. Lo hizo a través de un amigo suyo, Sergei, alto mando de la policía rusa. Este oficial  del FSB (Servicio Federal de Seguridad, órgano policial que depende directamente del presidente de Rusia y que está especializado en contrainteligencia y espionaje), mantenía relaciones con la inteligencia española.

Pocos meses antes, la Audiencia Nacional, la Fiscalía Anticorrupción y  las unidades de inteligencia y contra el crimen organizado internacional del CNI, la Guardia Civil y el CNP, habían capitaneado la llamada operación Avispa, la que hasta entonces fue considerada como la operación contra el crimen organizado de la antigua órbita soviética más importante realizada en el mundo. Y se hizo en España, porque  los mafiosos se refugian en España. Les gusta España. Como a Mijaíl.

Entrevista determinante para Trioka

El día 2 de marzo del 2007, Mijaíl se encuentra con dos agentes de la sección de relaciones internacionales de la Brigada Central de Crimen Organizado del CNP. Se citan para comer en un restaurante de Madrid.  

La conversación fue grabada por la policía y forma parte del sumario de la llamada operación Troika que de nuevo dirige la Audiencia Nacional y que afecta a la red criminal del "Vor Zakonen", Gennadios Petrov.  La operación Troika continua judicialmente viva.

El colaborado ruso dispara con bala

Lo aportado por Mijaíl en aquella comida supuso munición de primera magnitud en manos de los investigadores españoles además de ser una foto en primer plano sobre el ADN de una sociedad y unas estructuras de poder gangrenadas por el crimen.  

Economía Digital ha tenido acceso a esta conversación

Mijaíl Monastyrskiy  explica a la policía española que sus ex consortes  de la Tombovskaya le quieren ver muerto. En especial hace referencia a un tipo que identifica como Kumarin y que la fiscalía anticorrupción  tenía en el punto de mira desde hacía meses. Vladimir Sergeevich Kumarin,  es un Vor Zakonen, que pasó por su etapa de sicario a sueldo para llegar a las más altas cuotas de poder  de la organización. 

La policía pregunta por Tombovskaya

-¿Qué es Tombovskaya?, le pregunta uno de los inspectores al inicio de la comida.

-"Es una cuestión complicada", dice. "Es una organización criminal creada artificialmente por los servicios secretos de San Petersburgo. Cubría todo lo que podía, petróleo, negocios inmobiliarios y se deshacían de todas las organizaciones rivales".

Mijaíl aporta el nombre de los capos que mandan en el clan: cita a Kumarin, Ledovsky y Briansky y revela que Kumarín controla los hilos de la Compañía de Combustibles de San Petersburgo.. "Pero Kumarin es sólo la cara. En realidad es una marioneta en manos de gente más poderosa. Kumarín sólo tiene, como mucho, unos 50 millones de euros".

El gobierno dirige el crimen organizado

Avanzaba la comida y la policía bombardeaba a preguntas a su interlocutor que poco a poco iba desgranando datos y nombres absolutamente relevadores y, a la postre, determinantes.

-"Tombosvskaya fue un encargo del FSB de San Petersburgo.  Actúa con la aprobación del gobierno. El poder protege a Kumarin y Kumarin les protege a ellos y les facilita dinero. Esta gente sabe que Kumarin no les va a robar, no va a huir y saben que mientras Kumarin este ahí  les va a proporcionar dinero. Voy a dar dos nombres.  Se trata de Igor Sechin y Alexander Karmatsky".

Denuncia con nombres y apellidos

-"¿Sechin?", pregunta uno de los policías tras mirar de reojo a su compañero.

 -"Si Sechin. Sechin es el presidente de la junta directiva de Rosned, adjunto de la administración del presidente; es la mano derecha de Putin. Lleva con Putin desde el año 92".

-"¿Y Karmatskyi?".

-"Karmatsky es general del  FSB  y actualmente está a la cabeza del comité antidroga de San Petersburgo", respondió el ruso.

La mafia, un brazo del poder político ruso

En este punto Mijaíl trata de hacer entender a la policía española que Tombovskaya  es una prolongación del poder político establecido en Rusia. Así se recoge en este informe policial.

"El poder político manda sobre todos. En Rusia sólo hay bandidos, prostitutas y políticos. La influencia de Kumarin acabará cuando Putin deje de ser presidente".

Los tres interlocutores se emplazaron para una siguiente reunión.

La policía abrumada por la información

La policía  española tenía que poner en orden todos esos datos: los nombres, las fechas, los números de cuentas, las revelaciones efectuadas por este hombre que evitaba  parecer asustado pero que no parecía ni la sombra de lo que debió de ser.

Mijail Monastyrskiy, tras pasar su juventud en la cárcel, ingresó en el clan Tombovskaya  a golpe de asesinato y de ahí, y gracias a su pedigrí mafioso, se catapultó por el partido liberal a la Duma rusa.

El dedo en la llaga

"Lo de Estepona fue un recado en toda regla", le dice uno de los policías antes de despedirse.

-"Si, lo sé", respondió Mijail  moviendo de arriba a abajo su rasurada cabeza.

-Y...¿Por qué no te mataron?. ¿Qué buscan de ti?

-"Lo mismo que vosotros", respondió flemático el ruso…: "Mi memoria".

La policía y la Guardia Civil se aprovecharon de ese ex mafioso y ex diputado para fraguar los pilares de lo que ha acabado siendo la operación Troika que, junto con la Avispa, ha sido el golpe más duro que se ha dado en el mundo a la mafia rusa.

Para la policía, un tipo despreciable pero útil

Esos mismos policías y guardias nunca han olvidado, sin embargo, que aquel hombre calvo, orondo, de piel pálida y algo enrojecida por el sol mediterráneo, de 61 años, amante del lujo y multimillonario hubo un tiempo en que fue un cruel y despiadado asesino, un político corrupto y chantajista y para colmo, un pedófilo perverso e incontenible.

Fue todo eso y mas…pero tenía los dos ingredientes más preciados en un confidente: miedo y memoria.

Cinco meses después de esta entrevista, se encontró el cadáver de Mijaíl Monastyrskiy en la localidad francesa de Sant Julieen, muy cerca de Lyon. Su cuerpo, totalmente triturado, apareció en el interior de uno de sus lujosos coches.  Un camión le había pasado por encima.  

Kumarin fue detenido un año después por la guardia civil en el marco de la operación Troika.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad