ERC lleva a Mas al abismo al negarse a aprobar las cuentas de 2013

stop

DERECHO A DECIDIR

Oriol Junqueras, en el Fórum Europa./ED

04 de abril de 2013 (12:09 CET)

El President Artur Mas, que acaba de hacer balance de sus cien primeros días, podría comenzar a pensar en unas nuevas elecciones. No habrá presupuesto de 2013. Y, aunque el Govern de CiU mantiene sus esperanzas de convencer a Esquerra Republicana, a la espera del margen de déficit que autorice el Gobierno de Mariano Rajoy, Oriol Junqueras no quiere firmar al pie de unos presupuestos que supongan nuevos recortes.

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, en una conferencia en el Fórum Europa, ha asegurado que quien piense que ERC aprobará unas cuentas, incluso con un 1,5% de déficit –ahora es del 0,7%-- se ha vuelto “loco”.

Los "locos" Gordó, Munté y Turull

Los posibles “locos” estaban presentes en la conferencia: el conseller de Justícia, Germà Gordó, la consellera de Benestar Social, Neus Munté, y el portavoz del grupo de CiU en el Parlament, Jordi Turull. A todos ellos dirigía su mirada Junqueras durante su intervención. También estaba presente el portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, perplejo ante el discurso de Junqueras.

Para Junqueras, los nuevos recortes que podría suponer ese nuevo margen de déficit son “absolutamente inasumibles”. El cálculo del presidente de ERC es que se debería recortar, con el 1,5%, hasta 3.200 millones de euros.

En el caso hipotético de que el margen fuera del 2%, lo que pide el departamento de Economia, los recortes serían de 1.000 millones. En todo caso, Junqueras ha explicitado, con cierta ironía, que “es igual ahogarse a 3,2 metros bajo el mar, que a 4,8 metros”, jugando con las cantidades de millones que la Generalitat debería ajustar en el presupuesto de 2013, porque si se mantuviera el 0,7% debería ajustar 4.800 millones de euros.

Discurso jesuítico

“Te ahogas igual”, ha sentenciado, ante los asistentes, que han mantenido un reverencial silencio, el mismo que se produjo en la intervención de Junqueras la pasada semana en la Cambra de Comerç, y que evoca el silencio de los feligreses ante el discurso del sermón de un jesuíta.

Junqueras ha cargado con dureza contra los que “tienen muy buena fe o no” que muestran su comprensión con el Gobierno español, si acaba cediendo en esos márgenes de déficit, que, en todo caso, dependen de la Comisión Europa. “Hay gente que se vende antes de ser comprada”, ha afirmado. Pero lo cierto, es que el entorno del conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, daba por sentado, tras recibir un compromiso de ERC, de que podría sacar adelante los primeros presupuestos del segundo mandato de Mas.

Consulta soberanista o elecciones

¿Qué salida queda? El presidente de Esquerra insiste en el déficit fiscal, y en que la caída de los ingresos en Catalunya, pese al contexto de grave crisis, se compensaría de sobras con la recuperación de ese déficit fiscal. “La economía catalana genera los recursos suficientes como para no hacer recortes”, ha asegurado. Y la salida es que Catalunya “cuente con sus ciudadanos”. Es decir, Junqueras mantiene como principal salida del embrollo la necesidad de acelerar la consulta soberanista.

La negativa a secundar los presupuestos de 2013 deja a Mas en una complicada situación. El conseller de Presidència, Francesc Homs, ha manifestado este mismo jueves en TV3 que espera acordar las cuentas públicas con ERC en el primer semestre, antes de que finalice el mes de junio. Ese será el tiempo que habrá ganado Mas.

Todo en manos de Montoro

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, difícilmente otorgará a Catalunya un margen de déficit del 2%. El Govern espera, como mínimo, un 1,4% o 1,6%. Pero Esquerra no acepta esos porcentajes. Así que Montoro tiene todo el poder para buscar o no que el Govern acabe descarrilando.

Para Mas, si no convence a otros socios, como el PSC o el PP, su segundo mandato estaría finiquitado, y, por tanto, también la posibilidad de convocar la consulta soberanista, a pesar de que Francesc Homs se ha referido a la posibilidad de lograr un Govern de concentración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad