Imagen de Fèlix Riera, Manuel Blanco Desar y Josep Miró Ardèvol durante la presentación | ED Libros
stop

El economista Manuel Blanco Desar presenta ‘Una sociedad sin hijos’ en Barcelona. El libro desgrana la tragedia demográfica que sufre España

Adrián Ortiz

Imagen de Fèlix Riera, Manuel Blanco Desar y Josep Miró Ardèvol durante la presentación | ED Libros

Barcelona, 17 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Sin descendencia no hay futuro, sin futuro no hay progreso y sin progreso no hay país. España va camino a la autodestrucción sin visos aparentes de dar marcha atrás. ¿Hacia dónde se encamina una sociedad que se empeña en no tener hijos?

“España es un país sin futuro”. Así de tajante fue Manuel Blanco Desar durante la presentación de Una sociedad sin hijos (ED Libros) este martes en la librería Laie de Barcelona. “No podemos seguir diez o quince años dándole la espalda a esta tragedia”, advirtió el economista ante la incredulidad de los asistentes.

La aversión a tener hijos ha calado en la sociedad

El libro pretende abrir un debate que se ha alejado de la agenda pública, seguramente por falta de valor de la clase política: “los políticos no quieren mirar porque no les gusta ni el problema, ni las soluciones”, afirma Blanco Desar.

Al margen de la agenda política, la aversión a tener hijos ha calado en la sociedad española. Tener hijos es el antinegocio. Una decisión irracional.

"El único país donde ha calado la ley del hijo único ha sido en España", bromeó Blanco Desar

El futuro no parece alentador. España se situará en 2050 como el tercer país más envejecido del mundo, sólo por detrás de Japón y Corea del Sur, sin los medios productivos de estos países y con una deuda impagable. “Las próximas generaciones ya entrarán al mercado laboral con una mochila en la espalda”, aventuró el autor.

Blanco Desar incluso se atrevió a bromear con el asunto: “China lleva más de 40 años aplicando la ley de un hijo por pareja. Si tenemos en cuenta que la fecundidad en el gigante asiático es similar a la media de la Unión Europa (entre tres y cuatro décimas por encima de la española). Es lógico afirmar que el único país donde ha funcionado la ley del hijo único es en España”.

El discurso nacionalista

Oriundo de Galicia, Blanco Desar lamentó la postura de los nacionalismos en la mutación demográfica. Si para subsistir como nación hacen falta individuos, ¿por qué no se potencia la fecundidad desde estos postulados?

“No entiendo por qué los nacionalistas no son natalistas. Es algo que no concibo”, dijo Blanco Desar en la conferencia. Y añadió: “la nación no puede existir sin reproducción”. El problema viene de lejos. La izquierda española ha asociado la natalidad con el franquismo y ahora “ya no sabe hacia dónde mirar”.

El futuro de España

Aunque reacio a planificar el futuro, Blanco Desar predijo la autodestrucción de España con la metáfora de una caída de un décimo piso. “Ya puedes desafiar a la gravedad que el tortazo te lo darás igual”.

Entonces, ¿estamos a tiempo de revertir la situación? El autor no quiso renunciar al optimismo durante la presentación, aunque argumentó que es imposible seguir así cinco años más: "hay que pensar ya en soluciones a corto y largo plazo".

Porque, contradiciendo lo que ex ministro Joaquín Almunia le confesó una tarde en Bruselas, Blanco Desar afirmó: “la sociedad española debe prepararse para estos debates”

En caso contrario, no habrá sociedad que valga. 

Hemeroteca

Economía Española
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad