Esperanza Aguirre se lanza y pide reducir más el sector público

stop

REACCIONES AL PARO

Esperanza Aguirre con Luis Conde en la sede de Barcelona del grupo Seeliger y Conde - EFE/ Toni Albir

01 de mayo de 2013 (17:06 CET)

La parálisis que exhibe el Gobierno español ante el incremento del paro y el aumento de las dificultades en el día a día de los ciudadanos españoles exaspera a algunos dirigentes del PP. Y, al margen de la voluntad de algunos de erosionar a Mariano Rajoy, --los nervios se incrementan en el seno del PP—la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha vuelto a alzar su voz, y de qué manera.

Justo en los días previos al 1 de Mayo, Aguirre ha querido tener muy activo su blog personal. Y defiende, en su última entrada, que, después de haber probado diversas políticas, con un aumento de impuestos, el Gobierno debería ahora aplicar su propio programa, el que Rajoy ha acabado superando e ignorando desde el primer día con el argumento de que debía abordar “la realidad”.

Menos impuestos


Aguirre propone un recorte de los gastos mucho más intenso. Es decir, que, ante los problemas de la economía española, lo más necesario ahora sería más recortes.

Entiende la dirigente popular, que sigue siendo un referente en el PP de Madrid, y para muchos militantes del partido conservador, que “sí hay alternativa, y está en el espíritu del programa con el que el PP se presentó a las elecciones”.

Su argumento es que la experiencia “de estos meses ha demostrado que esas subidas de impuestos no han servido para incrementar los ingresos”.

“Por tanto, ha llegado la hora de explorar la otra variable del déficit: la reducción de los gastos, como estaba previsto en el programa electoral del Partido Popular con el que consiguió una clamorosa mayoría”, añade.

Reducir el sector público

Y mantiene que “reducir los gastos supone en primer lugar, acometer una reforma radical y sin precedentes de las administraciones públicas. Y eso sí que es una alternativa”

Por tanto, Aguirre defiende firmeza y plantear reformas en profundidad, que, de hecho, es lo que le viene pidiendo la Comisión Europea al Gobierno español en los últimos meses.
 
“Hay una alternativa, y ha llegado la hora de aplicarla: reducir el peso del sector público para que llegue el dinero a empresarios y familias para sacar a España de la crisis”.

Aguirre, de nuevo, se presenta, en realidad, como una alternativa al propio Rajoy.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad