Europa mete prisa a Rajoy para profundizar la reforma del mercado laboral

stop

FISCALIZACIÓN TRAS EL RESCATE BANCARIO

Redacción

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos (centro), y con el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos (centro), y con el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin

Barcelona, 11 de diciembre de 2014 (17:23 CET)

La Comisión Europea y el Banco Central (BCE) han alertado este jueves de que los inversores internacionales aún no confían en España. Ambas instituciones señalan al país como "vulnerable" en el segundo informe de vigilancia tras el fin del rescate bancario por la lentitud del Gobierno central en ampliar la reforma del mercado laboral.

El documento reconoce que la recuperación económica "ha ganado impulso" en 2014 y que el PIB "continuará creciendo a mayor ritmo que la media de la eurozona". Señala también que la resistencia del sector financiero "continúa reforzándose" y que el crédito empieza a crecer, especialmente entre la pymes.


Volatilidad mercados y debilidad de la eurozona

Pero el escenario no es suficientemente positivo para los inspectores de Bruselas y el BCE, que recogieron datos en una visita a Madrid que duró del 6 al 10 de octubre. "España aún es vulnerable a cambios repentinos en la confianza de los inversores internacionales", reza el escrito. Las instituciones comunitarias se refieren a la exposición que tiene a ciertos envites, como la actual volatilidad de los mercados por miedo a lo que ocurra en Grecia.

También resaltan que la economía del país no es ajena a lo que ocurre en el resto de la eurozona, en plena debilitación. "Es importante mantenerse vigilantes, porque los grandes desequilibrios del periodo precrisis y los retos políticos en el mercado laboral y más allá son todavía sustanciales, y algunas reformas importantes todavía no se han completado", afirma el documento.


Más políticas activas de empleo

Respecto al mercado laboral, el informe reclama "medidas para hacer más eficaces las políticas activas de empleo". Avisa de que la reducción del paro será un proceso "complejo y prolongado, cuyo impacto sobre el terreno tardará en sentirse". Incluso critican la medida estrella de Rajoy: la tarifa plana de cotización a la Seguridad Social. "Ha tenido un impacto limitado", sentencia.

Por otro lado, también tachan de indispensable liberalizar los sectores profesionales. "El proyecto de ley debe presentarse pronto si se quiere que tenga la posibilidad de ser aprobado antes del fin de legislatura", alertan los inspectores de la UE.

Indican que debe limitar el número de profesiones con colegiación obligatoria, garantizar que no existan barreras de competencia en las tarifas de asociación y mayor transparencia frente a los consumidores. También exige unidad de mercado en el acceso y ejercicio de servicios profesionales.


La reforma fiscal, ocasión perdida

Bruselas y el BCE aprovechan el informe para cargar de nuevo contra la reforma fiscal que entrará en vigor en 2015. Consideran que "no es lo ambiciosa y completa que habría podido ser" y la tacha de "oportunidad parcialmente perdida para simplificar significativamente y arreglar las diferencias en el sistema tributario". Tampoco la ve eficiente para "reducir sustancialmente la fiscalidad sobre el trabajo".

La conclusión, para la Unión Europea, es clara: la norma de Rajoy "puede hacer que la consolidación fiscal sea más difícil".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad