Fainé, el trabajo silencioso

stop

IV PREMIOS CARLES FERRER SALAT

Fainé, con el premio en las manos, junto al resto de personalidades

08 de octubre de 2011 (04:07 CET)

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, escogido mejor empresario del año por el jurado de los premios Carles Ferrer Salat que organiza la patronal catalana Foment del Treball, fue el encargado de agradecer, en nombre del resto de galardonados, los reconocimientos entregados. En su discurso, el financiero compiló una serie de valores que conforman su modelo de gestión y de éxito, a los que bautizó como “trabajo silencioso”.

Se refirió, por ejemplo, a la elección de proyectos razonables. A la aplicación empresarial del “sentido de la realidad” y, sobre todo, al pragmatismo: “El día más importante es hoy”. No fueron sus únicas referencias a los ingredientes que debieran conformar una buena gestión empresarial, ya que hizo especial hincapié en la gestión del tiempo. “Hay –lamentó—un empacho de tecnología”. Se refería a la proliferación de ordenadores, smartphones, tabletas y portátiles que secuestran la actividad del directivo.

El presidente del banco catalán también tuvo referencias morales en su discurso. La referides a la capacidad de “sembrar esperanza”. En su opinión, esperanza y vitalidad van indefectiblemente unidas.

El liderazgo fue el valor al que más se refirió, como una manera de abanderar una organización con formulaciones que consigan arrastrar al personal al proyecto. “Lo que se tiene que decir, se dice a la cara, con educación”. Acabó sentenciando que la palabra más importante en una empresa es “nosotros” y su antagónica en orden de prioridad el “yo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad