Felipe González cree que el pacto fiscal de Mas mina el futuro del euro

stop

CRÍTICA

Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba

20 de octubre de 2011 (12:49 CET)

El ex presidente del gobierno Felipe González, ha atacado con dureza el pacto fiscal propuesto por Artur Mas, además de los recortes y el modelo sanitario aplicado por el ejecutivo catalán. Para González el cupo fiscal propuesto por CiU va claramente en contra de lo que todos los agentes sociales y económicos piden para salvar el euro y la eurozona, es decir, una política fiscal y económica lo más armonizada  posible.

Más beligerante fue su postura contra la política sanitaria. González ha señalado que Catalunya debe evitar a toda costa ir hacia un modelo dual sanitario donde la gente con poder adquisitivo y razonablemente sana podría ser atendida convenientemente, a diferencia de la sometida al sistema general, que por estar infradotado y por ser responsable de los enfermos más graves, no podría prestar un servicio adecuado.

“La sanidad no es solo la piedra angular de la cohesión social, también es motor de la formación del capital humano y de la innovación. Nuestro país en este terreno es además puntero y debe seguir siéndolo”.

El ejemplo de los ejes ferroviarios

González ha repasado la actualidad con espíritu crítico con especial énfasis en la situación de Europa. Ha señalado como ejemplo de lo que debe hacer Europa, a la hora de impulsar la economía, el visto bueno a los corredores ferroviarios transfronterizos.

“La apuesta por el Corredor Mediterráneo es poco discutible y recomiendo a los gobernantes que vayan pensando en fórmulas de colaboración público-privada para acometer estos corredores, crear empleo, innovación y riqueza”, ha añadido en un desayuno organizado por el Fórum Europa.

Sin solución definitiva para el euro


Además, González ha criticado con dureza la postura alemana sobre el euro y la falta de liderazgo político de la Comisión Europea. A su juicio, la cumbre del fin de semana de los Jefes de Estado no logrará una solución definitiva para la crisis del euro y la deuda soberana.

“Volveremos a ver una solución provisional que podrá aplazar los mercados durante unos días porque los egoísmos nacionales volverán a condicionar una solución global”. El político socialista se mostró partidario de la emisión de eurobonos, pero limitando su uso a la parte de deuda permitida por el pacto de estabilidad y manteniendo la deuda nacional para financiar la deuda que exceda ese tope. Eso establecería un sistema de premios y castigos que condicionaría la actitud irresponsables de los estados.

González ha cerrado filas con el presidente del Santander contra una recapitalización bancaria masiva. "Si hay un banco con dificultades no puede disimularlo y pedir una recapitalización para todos por igual".

La postura del partido tras una posible derrota


Respecto al partido socialista, ha asegurado que no hará "sombra" ni "tutelaje" del PSOE ni de su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni antes ni después del 20N.  González se ha expresado así al ser preguntado si estaría dispuesto a tutelar la transición en el PSOE después de una derrota electoral el 20 de noviembre.

Lo que vaya a pasar el día siguiente, ha recalcado, "se lo preguntan a Alfredo". Según el ex presidente, Rubalcaba tendrá la "responsabilidad máxima para decirle a los socialistas qué se propone hacer", aunque está claro que "no lo va a decidir sólo él".

Dicho esto, ha insistido en que él está a disposición de lo que le pida Rubalcaba, ahora y después de las elecciones, ya sea "barrer la burocracia de Bruselas" o ir a la "sala de máquinas de Durban". Volver a la política nacional, ha asegurado, sólo lo haría si tuviera 20 años menos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad