Forcadell busca una rebelión ciudadana contra el Tribunal Constitucional

stop

PROCESO SOBERANISTA

El interior de la "V". Diada 2014

26 de septiembre de 2014 (02:00 CET)

La tensión se acerca. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), que preside Carme Forcadell, ha reunido ya a 25.000 voluntarios, de los 100.000 que quiere conseguir, para ir “puerta a puerta” y explicar a la población catalana que podrá votar el 9 de noviembre. La ANC participará en la campaña institucional que el Govern pondrá en marcha el mismo sábado, cuando el President Artur Mas firme el decreto de convocatoria de la consulta soberanista. Todo se activará de cara al 9 de noviembre.

El Tribunal Constitucional podría suspender cautelarmente la consulta entre el lunes y el martes, cuando se registren los dos recursos que el Gobierno español ya ha dejado claro que presentará. Previsiblemente este domingo, tras el regreso de Mariano Rajoy de su viaje oficial a China, se convocará un consejo de ministros extraordinario en el que se aprobará ese recurso de inconstitucionalidad.

Concentraciones

Y, cuando eso se produzca, cuando el TC suspenda todo el proceso, la ANC se activará con concentraciones en todos los municipios que han secundado mociones a favor de la consulta, más de 800 de los 946 ayuntamientos catalanes. El próximo sábado, 4 de octubre, y el siguiente, el 11 de octubre, están previstas concentraciones y manifestaciones en favor de la consulta.

Es decir, la ANC y Òmnium Cultural, la otra asociación directamente implicada en la movilización social, no se quedarán de brazos cruzados, y el activismo en las plazas públicas de los pueblos y ciudades catalanas puede ser masivo.

Forzar la situación

En ese momento, todo dependerá de la decisión del President Artur Mas, que ha decidido una estrategia conjunta con el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, para seguir adelante, hasta donde pueda. Mas se ha comprometido a reunirse con los partidos pro consulta cuando el Constitucional suspenda el 9N.

Y, tras esas conversaciones, se tomará una decisión. Pero el Govern, con su campaña institucional, que sólo podrá, legalmente, impulsar mientras la ley de consultas esté vigente, --unas 48 horas entre el sábado y el lunes-- y la ANC y Òmnium Cultural, con su agitación en las calles, podrían forzar la situación hasta un extremo complicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad