Francia contraataca: bombardea el bastión del Estado Islámico en Siria

stop

El gobierno francés pasa a la ofensiva 48 horas después de la oleada de ataques en París

El gobierno francés decide bombardear el feudo del Estado Islámico en Siria / EFE

EEUU, 15 de noviembre de 2015 (22:45 CET)

Dos días. Eso es lo que ha tardado el gobierno francés en responder ante los numerosos ataques que sufrió París este viernes.

Francia ha bombardeado masivamente el bastión del Estado Islámico (EI) cerca de la localidad de Raqa (al este del país). Esta zona se considera el feudo de los yihadistas en Siria, según han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa francés. 

Decenas de aviones 

En esta operación ha intervenido diez cazas y se han arrojado al menos una veintena de bombas sobre dos campamentos.

Pero Francia no ha actuado sola. Cuenta con varios apoyos. Las aeronaves abandonaban este domingo las bases que tiene Francia en Jordania y los Emiratos Árabes entre las 19:50 y las 20:25 hora local y en todo momento han estado en constante coordinación con las fuerzas estadounidenses. 

El gobierno francés tenía muy claro dónde quería atacar. "El primer objetivo destruido era utilizado por Daesh (el acrónimo árabe del Estado Islámico) como centro de mando, centro de reclutamiento yihadista y depósito de armas y munición. El segundo albergaba un campo de entrenamiento", ha explicado el ministro de Defensa, Bernard Cazeneuve. 

Respuesta dos días después de la oleada de atentados

La respuesta de Francia a la oleada de atentados producidos el pasado viernes en París se produce 48 horas después. Los ataques han dejado en la capital francesa unos 129 muertos y más de 300 heridos, muchos de los cuales se encuentran en estado grave. "Es un acto de guerra cometido por un ejército terrorista", subrayaba François Hollande el mismo viernes. Por ello, el presidente ya avanzaba que la ofensiva sería "despiadada" tanto a nivel "interior como exterior". Y ha cumplido su palabra. 

Contraataque

El pasado 27 de septiembre, el gobierno francés decidía aumentar los bombardeos en Siria, justificados en la necesidad de una "legítima defensa" contra un grupo que golpea a su país dentro de sus propias fronteras. Pero, sin duda, será tras el viernes negro que ha sufrido París, cuando Francia se ha mostrado mucho más agresiva en su ofensiva. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad