Frank-Walter Steinmeier, el ministro invisible elegido presidente de Alemania

stop

El exministro de relaciones exteriores fue elegido por amplia mayoría de parlamento alemán. El cargo apenas tiene funciones ejecutivas

Frank-Walter Steinmeier fue elegido presidente de Alemania. / EFE

Berlín, 12 de febrero de 2017 (19:00 CET)

El socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, exministro de Asuntos Exteriores y candidato de la gran coalición de gobierno en Alemania, ha sido elegido este domingo presidente del país por mayoría absoluta en la Asamblea Federal. Sustituirá en el cargo al hasta ahora jefe de Estado, Joaquim Gauck.

La candidatura de Steinmeier fue apoyada en primera votación por 931 de los 1.253 delegados de la Asamblea, órgano que se reúne cada cinco años para designar al jefe del Estado y que está formado por los diputados del Bundestag (cámara baja) e igual número de representantes de los estados federados.

El cargo de presidente tiene funciones simbólicas, como un árbitro de la política, al que se atribuye neutralidad y cierto carácter de autoridad moral, tras haber sido un ministro leal a Merkel, pese a haber sido su rival en las elecciones generales de 2009. Sin embargo, en sus funciones están todas las relativas a la jefatura de Estado, tal como el rey en España.

Steinmeier había sido una especie de hombre invisible al servicio del anterior canciller, su correligionario Gerhard Schröder, a cuya sombra ascendió a lo largo de 15 años de trabajo en común.

Pocos le veían capaz de hacer olvidar a su antecesor, Joschka Fischer, el líder verde que revolucionó Exteriores. En lugar del talante rompedor de aquel se convirtió en el ministro perfecto para Merkel, ansiosa de mostrar una Alemania igual de poderosa que la de Schröder, pero menos arrogante y más conciliadora.

Al cargo de Exteriores se sumó el de vicecanciller, en noviembre de 2007, por la dimisión de su correligionario y ministro de Trabajo, Franz Müntefering.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad