Goldman Sachs advierte de que la crisis política española debilita a Europa

stop

El banco norteamericano considera que la deriva independentista en Cataluña y la falta de acuerdo tras las elecciones generales afectará la economía

Economía Digital

La falta de acuerdo entre los partidos peligra la economía, dice Goldman Sachs.
La falta de acuerdo entre los partidos peligra la economía, dice Goldman Sachs.

Barcelona, 08 de enero de 2016 (17:46 CET)

El primer cobarde, dice el dicho, es el bolsillo. Y los bancos de inversión ya están alertando que 2016 va a ser un año de incertidumbres. El banco estadounidense Goldman Sachs emitió un informe en el que afirma que la inestabilidad política de España puede debilitar la estabilidad e integridad de la eurozona, y que perjudicaría las perspectivas de crecimiento para el Estado.

Para la entidad bancaria, el incierto panorama político español es uno de los puntos débiles de la eurozona, junto con la crisis de los refugiados en Alemania y los problemas económicos de Grecia.

Estancamiento político

Los analistas del banco vaticinan que el panorama político español seguirá en un "punto muerto", tras las últimas elecciones generales en las que ningún partido logra la mayoría absoluta para formar Gobierno. Y la falta de perspectivas de acuerdo entre PSOE y Podemos, por el espinoso tema del referéndum para Cataluña, complica más el panorama. "El estancamiento surgido tras las elecciones generales parece que continuará en 2016", predicen.

Y por si fuera poco, la incertidumbre catalana. "La situación es aún más complicada por las dificultades para formar un nuevo gobierno en Cataluña tras las elecciones regionales de septiembre", puntualizan el informe del banco.

Efecto dominó

La falta de seguridad puede generar un efecto dominó sobre España, y de ahí, a Europa: "la incertidumbre política implícita va a pesar sobre la confianza de empresas y consumidores, y por ende en las perspectivas económicas", agregan.

No son los únicos analistas financieros que alertan del desgobierno en Madrid y Barcelona. La entidad financiera holandesa ING se suma a las alertas al mercado: "De momento la economía española lo está haciendo bien, con el empleo registrando el año pasado el mayor crecimiento desde 2006, pero la situación política se ha tornado muy complicada", indican.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad