González desmiente a La Vanguardia y dice que no defendió reconocer a Cataluña como nación

stop

POLÉMICA

El exjefe del Gobierno español, Felipe González

Barcelona, 08 de septiembre de 2015 (21:12 CET)

El PSOE ha entrado en un bucle complicado. Los barones territoriales, de una nueva generación, han recuperado la idea de nación española, y dejan a Cataluña en el pantanoso lugar de las "nacionalidades", como indica la Constitución, que no enumeró, porque no se habían constituido, las distintas comunidades autónomas, y sólo dejó a los territorios que hubieran refrendado en el pasado un estatuto –Cataluña, País Vasco y Galicia-- el supuesto privilegio de acogerse al artículo 151 de la Carta Magna, las llamadas autonomías de vía rápida.

El caso es que esos barones, como Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha, saltaron como un resorte cuando se les informó de que Felipe González había dejado claro en una entrevista el pasado sábado en La Vanguardia que Cataluña debía ser reconocida como nación en la Constitución.

Ese resquemor interno podría explicar que González haya negado ahora, este martes, que defendiera tal reconocimiento, ante el estupor del periodista Enric Juliana, que le formuló la pregunta.

Ni ratificar, ni rectificar

González, en un acto de la entidad Tercera Vía, en Madrid, que defiende, precisamente, un diálogo entre Cataluña y España que resuelva su encaje, pasando por ese reconocimiento también simbólico, ha roto todos los esquemas, dejando el propio acto en evidencia.

"Lamento deciros que esa frase no está en la entrevista, no la pronuncie. Ni tan sólo me hicieron esa pregunta. No puedo ratificar –la entrevista, de hecho, fue una oportunidad para que González rectificara sobre una frase que escribió en su Carta a los catalanes, publicada en El País, en la que aludía a una cierta similitud en Cataluña con la ruptura de la legalidad que se produjo en Europa en los años 30-- ni rectificar lo que no he dicho en esa entrevista. Es lo que quiero dejar claro hoy (por este martes)".

La pregunta, explícita

El periodista Enric Juliana, director adjunto de La Vanguardia, ha difundido en su cuenta de twitter, y ha corroborado a Economía Digital que la entrevista, "como ocurre en todos los medios serios", fue sometida al escrutinio posterior de la oficina del ex presidente del Gobierno, y se le comunicó que no había "nada que objetar".

En la entrevista, de forma literal, se muestra lo siguiente:

"Hay diversas propuestas para el pacto. Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, por ejemplo, propone aprobar una nueva disposición adicional de la Constitución que reconozca a Catalunya como realidad nacional. ¿Estaría usted de acuerdo en que la Constitución española reconociese a Catalunya como nación? Absolutamente, sí. No tengo ningún problema en reconocer la identidad catalana y en que se garantice constitucionalmente que no va a haber ningún extraviado que intente alterar ese reconocimiento. La cuestión de la identidad fundamentalmente está ligada a la lengua y a la cultura. Eso es inexorable. Deberían ser realidades intocables. Pero hay que ir más allá".

Reforma constitucional

Juliana mantiene la tensión: "¿Hacia dónde? Yo propongo un pacto sobre España. Reformas para una nueva etapa, no sólo para el encaje de Catalunya. Noto la ausencia de un proyecto de país que se llama España, en vez de ese debate banal sobre los méritos de una recuperación que están más en el exterior que en el interior, donde nos hemos limitado a la devaluación del empleo...."

Es cierto que en las entrevistas periodísticas cuando se someten al entrevistado no se ofrecen con los titulares, potestad absoluta de los medios. Y en el título rezaba en La Vanguardia: "Estoy a favor de una reforma que reconozca Cataluña como nación".

La frase, efectivamente, no aparece tal cual, pero se despren de su "Absolutamente, sí. No tengo ningún problema en reconocer la identidad catalana y en que se garantice constitucionalmente que no va a haber ningún extraviado que intente alterar ese reconocimiento".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad