Hacienda se obsesiona con el pequeño fraude para recaudar más rápido

stop

DECLARACIÓN DE LA RENTA

01 de junio de 2014 (13:35 CET)

Hay que recaudar. Y rápido. La caída del resultado obtenido en la lucha contra el fraude en 2013 ha llevado a la Agencia Tributaria a potenciar el trabajo de inspección del Departamento de Gestión del organismo. El objetivo es atacar el pequeño fraude. Eso tiene dos ventajas para la agencia: no dedicar tanto tiempo a la inspección, en general, y lograr una recaudación de ingresos más rápida.

Los datos dejan claro que ha habido un descenso en la recaudación. La Agencia Tributaria recaudó 10.950 millones de euros por la labor de prevención y lucha contra el fraude fiscal, lo que supone una caída del 4,9% respecto al año anterior.
Y ahora se trata de levantar ese porcentaje, con un mayor control tributario, especialmente en lo relativo a la campaña de la renta, módulos o la tributación del IVA.

Se mantiene la investigación a las grandes

A través de ese departamento, la Agencia Tributaria puede llevar a cabo procesos más masivos que lo que requiere la inspección del fraude más complejo, ya sea a través de paralelas a las autoliquidaciones presentadas por los contribuyentes o las peticiones de requerimientos, lo que permite, en muchos casos, una recaudación más rápida cuando se detecta el fraude.

La investigación a las grandes empresas se mantiene, principalmente para recaudar, en función de lo que marca la ley, por el Impuesto de Sociedades, pero la mayor atención se quiere poner sobre ese pequeño fraude.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad