Herrera reclama una consulta sobre la gestión pública del agua

stop

ACUERDO DE IZQUIERDAS

Joan Herrera (izq), Artur Mas (centro) y Oriol Junqueras (der.)

Barcelona, 15 de diciembre de 2014 (22:08 CET)

Un servicio a la propuesta del derecho a decidir, con un coste muy alto para sus propios militantes. Es lo que ha defendido ICV-EUiA en los dos últimos años. Joan Herrera, el líder de los ecosocialistas, ha sufrido la presión del soberanismo, y él mismo ha dudado a la hora de decantarse. Ahora, ante la indefinición de CiU y ERC para convocar elecciones, ICV plantea un acercamiento de las fuerzas de izquierda para que presenten una alternativa de gobierno en Cataluña.

Herrera lo ha explicitado este lunes con una conferencia en el Teatre del Raval de Barcelona. Su idea es que la sociedad catalana sea consultada, pero para decidir el modelo de sociedad que desea, en un claro guiño a Podemos, una fuerza política que amenaza con engullir a los ecosocialistas.

Consultas sobre el eje izquierda-derecha

Por ello, y, justo cuando el Govern acaba de sufrir un duro varapalo con el proceso de privatización de Aigües Ter Llobregat (ATLL), Herrera ha planteado hasta tres consultas sobre diversas cuestiones que se dirimen, supuestamente, en el eje izquierda-derecha.

Y, con la mirada puesta en ERC y en la CUP, ha defendido preguntar a la ciudadanía por la renta mínima; por la gestión pública de los servicios básicos, como el agua, y la energía, y una última consulta sobre el modelo de gestión de la sanidad.

En la cuestión del agua, Herrera defiende que ATLL puede ser, de nuevo, una empresa pública, aunque admite, como el resto de la oposición, que el Govern necesita los recursos de la privatización, que, inicialmente, recayó en el consorcio liderado por Acciona, pero que, tras la judicialización de la concesión, podría pasar a Agbar. El Govern se descontó 1.000 millones del déficit, la cantidad que iba a recibir durante 50 años, aunque de Acciona sólo cobró, de forma efectiva, 300 millones de euros.

La defensa de un "país más complejo"

Herrera ha defendido, por tanto, tras rechazar unas elecciones plebiscitarias, un acuerdo entre las izquierdas soberanistas, o favorables al derecho a decidir, que deja fuera al PSC.

Sin embargo, Herrera, consciente del equilibrio que necesita mantener, y con la presidenta de la ANC en las primeras filas, Carme Forcadell, aseguró que el "país es más complejo" que el que presentan los soberanistas.

De la consulta soberanista, sobre la independencia de Cataluña, Herrera ha pasado a tres consultas, sobre el modelo de sociedad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad