ICV acusa a ERC de ''agresividad extrema'' en sus críticas

stop

La coordinadora nacional del partido, Marta Ribas, dijo que las críticas hacia Barcelona en Comú en las redes sociales es por el crecimiento del partido de Ada Colau en las últimas elecciones

Marta Ribas, coordinadora general de ICV. / EFE

Barcelona, 20 de agosto de 2016 (10:35 CET)

El independentismo sigue agitando las divisiones en las fuerzas de izquierda de Barcelona. La coordinadora nacional de Iniciativa per Catalunya–Verds, Marta Ribas, denunció que ERC tiene una "agresividad extrema" con "el espacio de los 'comunes'", como engloba a las agrupaciones que apoyan a Ada Colau en Barcelona en Comú.

En declaraciones a Efe, Ribas ha puesto como ejemplo las reacciones de fuerzas soberanistas contra la exposición sobre el régimen franquista que el gobierno de Barcelona planea instalar en la explanada junto al Centro Cultural del Born.

A principios de mes, cuando se conoció que esta entidad acogerá la exposición Franco, Victoria, República. Impunidad y espacio urbano, representantes de ERC como Alfred Bosch dijo que la muestra "es ofensivo para las víctimas".

Desgaste para las agrupaciones de izquierda

Para Ribas, esto lleva a una polémica que desgasta a ambas fuerzas, porque considera que 'comunes' e independentistas comparten su rechazo al franquismo.

"Se ha querido buscar un frente de lucha falso para encontrar un espacio de confrontación con los 'comunes", ha protestado Ribas, que también ha recordado los "ataques" de los que ha sido objeto Catalunya Sí que es Pot en el Parlament tras votar en contra de las conclusiones del proceso constituyente impulsadas por Junts pel Sí y la CUP.

Hace pocos días, Ribas había anunciado que ICV –tal como Catalunya sí que es pot- no participará en la Diada que organiza la Asamblea Nacional Catalana, aunque los representantes de Barcelona en Comú dijeron que sí participarían de los actos del 11S en la ciudad condal.

Ribas ha dicho no entender por qué desde ERC "se alimenta cierto discurso de la discrepancia por la discrepancia y se ampara un cierto discurso del insulto que corre por las redes".

Twitter, el campo de batalla

Precisamente, Twitter se ha convertido en el escenario donde los dirigentes de la izquierda soberanistas y los seguidores de Ada Colau se cruzan mensajes y reflexiones, en ocasiones, muy poco amables.

Ribas criticó al conseller de Justicia Carles Mundó, a quien acusa de tener "mala bava" (equivalente a decir 'mala leche') por decir "Cuando ICV tiene que elegir entre perpetuar la Monarquía española o sumar para la República Catalana siempre opta por mantener el status quo".

Ribas, luego, dice "bombardearme con insultos cada día en Twitter sólo consigue que os retratéis y que inmunice".

Estas palabras tuvieron una amplia acogida de reconocimientos –y varias críticas-. Entre los que apoyaron a Ribas, se encuentra el diputado Lluís Rabell, de Catalunya sí que es pot, quien dijo que "la calumnia y el insulto son las fuentes de la corrupción" de la democracia, en un tweet que enlaza con el aval de Miquel Iceta, secretario general del PSC. 

 

La dirigente de ICV adjudica estos "ataques furibundos" hacia los 'comunes' se explican por los "miedos provocados por el hecho de que En Comú Podem lleve dos elecciones seguidas ganando en Cataluña", en alusión a las generales del 20 de diciembre y del 26 de junio.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad