Idoneidad en entredicho de un consejero de Cifuentes tras su gestión como alcalde

stop

EL PASADO JUEGA UNA MALA PASADA

Pedro Rollán, a la derecha, junto al resto de los nuevos consejeros de la Comunidad de Madrid

desde Madrid, 02 de julio de 2015 (14:47 CET)

Cristina Cifuentes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se ha tenido que tragar el primer 'sapo' tras conocer un informe de la Cámara de Cuentas regional que pone patas arriba la gestión como alcalde de Torrejón de Ardoz, Pedro Rollán, al que acaba de nombrar consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras.

El informe de fiscalización de la institución pública referido a las cuentas del consistorio torrejonero en 2012 no deja títere con cabeza. Y lo sustancia, tras analizar los pormenores, en 49 conclusiones demoledoras.

Sin estructura de personal ni procedimientos de gestión

"El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz no tiene establecida una estructura de personal, así como procedimientos de gestión que permitan conocer todos los trámites y responsables en todas y cada una de las áreas". Así empieza la primera de estas conclusiones y, a la vista de lo que se apunta en las demás, resulta hasta ligera en la crítica.

No existe la debida conexión informática entre las áreas de gestión, prosigue el documento. Además, entiende la Cámara de Cuentas, "en algunos casos, la falta de documentación, así como el desconocimiento del origen de partidas contabilizadas, en determinadas cuentas, ha implicado que no haya podido ser aclarada y justificada adecuadamente la partida seleccionada y por tanto concluir sobre la corrección de su saldo".

Numerosos defectos en modificación de créditos

A partir de aquí, incide el informe fiscalizador en divergencias crediticias. "Los créditos iniciales aprobados para el ejercicio 2012 fueron inferiores a los aprobados inicialmente para el ejercicio 2011, sin embargo, debido a las modificaciones de crédito autorizadas durante el ejercicio 2012, las previsiones definitivas de los dos ejercicios fueron prácticamente las mismas".

Expedientes de modificación de créditos presupuestarios con "numerosos defectos en cuanto a su tramitación y contenido", e incrementados "sin tener acreditada o sin que exista la financiación suficiente", recoge el informe.

Riesgo de errores en las nóminas

Entrando en detalles, apunta la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid que la gestión de las nóminas por parte del Ayuntamiento, dirigido por el ahora consejero Pedro Rollán, "se realiza por el programa informático Savia que no está integrado en el programa Sical, lo que supone la cumplimentación manual de la nómina en el registro contable y por lo tanto implica riesgo de errores".

Para justificar el desfase de 71 millones de euros apreciado en el informe entre los gastos en inversiones reales con las altas en las cuentas de inmovilizado no financiero, la Cámara de Cuentas echa mano de la explicación dada por el Ayuntamiento, en el sentido de que se debe a la activación de terrenos por casi 60 millones con abono a resultados extraordinarios y a las operaciones imputadas anteriormente.

La EMVS, en el punto de mira

La gestión municipal de Rollán en Vivienda, una de las áreas que tendrá que acometer en el Gobierno regional –tras la venta patrimonial que su antecesor, Pablo Cavero, hizo en 2013 de casi 3.000 viviendas del Instituto de la Vivienda de Madrid al fondo Goldman Sachs– merece una atención especial en el informe fiscalizador de la Cámara de Cuentas.

Asegura el documento que la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) de Torrejón de Ardoz "no tiene personal propio sino que toda la gestión la realiza una empresa Privada, Habyco XXI, que factura en función de los precios de venta y en proporción a los "hitos" marcados en su contrato. En las promociones analizadas el precio de venta realizado es inferior al precio de venta sobre el que se ha calculado la facturación a la EMVS".

Existencias sobrevaloradas

Cree la Cámara de Cuentas que las existencias de la EMVS, cuantificadas en 72,2 millones de euros, "está sobrevaloradas", ya que recoge bienes terminados que deberían ser recepcionados por el Ayuntamiento en el activo de su balance.

Una gestión integral de la EMVS por una empresa privada que, según apunta el informe, "pone de manifiesto que aquella carece de las condiciones necesarias para funcionar como instrumento para la gestión directa de la actividad de la vivienda y como medio propio municipal".

Al final del documento fiscalizador, los últimos empellones a la gestión de Rollán en Torrejón de Ardoz durante el ejercicio 2012 se relacionan con los aspectos de la contratación.

Contrataciones injustificadas

"Falta de preparación de los expedientes de contratación ya que el informe de necesidad no tiene el alcance y la extensión necesaria para determinar las necesidades a satisfacer y no se realizan los estudios económicos necesarios para comprobar la adecuación al mercado del precio de licitación", incumpliendo varios artículos de la ley de Contratos.

Y remacha el asunto asegurando que la intervención municipal, salvo contadas excepciones, "no se pronuncia sobre el cumplimiento efectivo de los extremos de legalidad exigibles ni sobre la naturaleza y suficiencia del crédito para financiar el gasto".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad