Algunos municipios han cambiado completamente el panorama electoral después del recuento oficial de votos, a causa de errores en el recuento provisional, efectuado por Scytl. /EFE

Interior pide a Scytl y a Vector acabar con los errores electorales

stop

El Gobierno insta a las empresas a que acaben con el revuelo y el malestar generado por los errores de recuento en las elecciones del 26-M

Economía Digital

Algunos municipios han cambiado completamente el panorama electoral después del recuento oficial de votos, a causa de errores en el recuento provisional, efectuado por Scytl. /EFE

Barcelona, 29 de mayo de 2019 (21:58 CET)

El recuento oficial de los resultados del 26-M ha evidenciado múltipes errores en el recuento provisional, hecho la misma noche de las elecciones. Las empresas Scytl y Vector ITC, responsables de desarrollar dicha contabilización, han sido señaladas como las principales culpables del desbarajuste de votos, que ha cambiado el ganador de los comicios en varios municipios, como Ibiza o León. 

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha reunido hoy de urgencia con los responsables de ambas empresas, a quienes ha instado a acabar con los errores de recuento. 

Los errores que se han registrado durante el recuento oficial por parte de las Juntas Electorales incomodan al Departamento, que, según ha informado El Confidencial, ha pedido que se ponga fin al revuelo que están generando estas elecciones y se arreglen los problemas técnicos en la web oficial de los resultados provisionales, que ha sido objeto de varias quejas. 

Una de las más notorias ha sido por parte de la CUP, que pensaba que le habían descontado 56.000 votos, cuando la página web de Interior solo mostraba el número de papeletas que habían servido para conseguir escaños, pero no el total que habían acumulado los partidos; a diferencia de otras elecciones. El PSOE fue el partido más perjudicado por el recuento provisional de Scytl, que le descontó votos en varias ciudades. 

Scytl y Vector ITC se unieron temporalmente para realizar el proceso de recuento de votos de las elecciones. La primera empresa obtuvo el contrato a través de un concurso público del Ministerio de Interior, en el que ofreció sus servicios por 8,7 millones de euros, un 20% más baratos que su competidor, Indra, compañía responsable del recuento de las anteriores elecciones.

Scytl ha achacado los errores a la complejidad de las elecciones, puesto que coincidían autonómicas, municipales y europeas en un mismo día, así como a la competencia con Indra, su principal competidor, que no consiguió el contrato.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad