Jaume Matas: "Yo di la orden, estoy aquí para asumir mi culpa"

stop

El ex presidente balear, una de las piezas clave del Caso Nóos, reconoce ante el fiscal que fue él quien ordenó los contratos a dedo que beneficiaron a Iñaki Urdangarín: "nos interesaba estar a bien con él"

Jaume Matas (d) llega a la tercera jornada del juicio por el caso Nóos, y primer día de su declaración / EFE

Barcelona, 11 de febrero de 2016 (10:08 CET)

Jaume Matas se entrega al fiscal. El ex presidente balear ha asumidod su total responsabilidad política a la hora de ordenar los contratos a dedo que beneficiaron a Iñaki Urdangarín. En una de las jornadas clave del juicio por el caso Nóos, Matas ha sido elocuente al iniciar su declaración ante el juez: "Estoy aquí para asumir mi culpa y mi responsabilidad porque yo di la orden aunque no sé cómo ellos la cumplieron". 

El ex político del Partido Popular también ha reconocido sus visitas al Palacio de Marivent, residencia de los duques de Palma mientras él presidía la comunidad. En uno de estos encuentros, mientras jugaban a paddle, Urdangarín le propuso llevar la oficina de comunicación del equipo Banesto. Un deseo finalmente concedido al antiguo miembro de la Casa Real. "Una de las condiciones para llevar a cabo el proyecto [del Banesto] es el pago de una comisión que hay que pagar a Iñaki Urdangarin", ha declarado ante el juez. 

"Nos interesaba estar a bien con él y con la Familia Real, pero importaba el proyecto", ha reconocido Matas. 

Relación de Ballester y Urdangarín

A preguntas del fiscal Anticorrupción, el expresidente ha relatado cómo en el verano de 2003, el entonces director general de Deportes, José Luis Pepote Ballester, también acusado y que "tenía una muy estrecha relación de amistad y confianza con el señor Urdangarin", le dijo que éste quería hacerle una propuesta y le invitó a "un acto lúdico", un partido de pádel en la residencia del entonces duque de Palma, el Palacio de Marivent.

En un descanso del partido y "de una forma muy informal", Urdangarin le explicó que mantenía "una gran relación con el mundo deportivo" y tenía la oportunidad de conseguir lo que definió como "una ocasión magnífica para las Islas Baleares" que es "poder adquirir el equipo ciclista Banesto".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad