José Antonio Griñán tira la toalla y deja el Senado

stop

El ex presidente de la Junta de Andalucía no quiere seguir como senador

José Antonio Griñán (i) junto con Manuel Chaves (d)

en Barcelona, 23 de abril de 2015 (13:04 CET)

José Antonio Griñán no quiere ser reelegido por el Parlamento andaluz como representante de la comunidad en el Senado. De hecho, a su acta de senador apenas le queda un mes de vida, pero ha querido adelantarse para presentarlo como una renuncia.

El ex presidente andaluz (69 años) ha declarado ante el Tribunal Supremo por su eventual implicación en el sumario de los EREs fraudulentos que instruye la jueza Alaya de Sevilla.

Dado que los posibles apoyos del PSOE para gobernar Andalucía han pedido su dimisión del cargo como condición para apoyar a Susana Díaz, él ha decidido dar el paso, y lo ha hecho a través de una entrevista en El País.

La otra condición es la cabeza de Manuel Chaves, también ex presidente de la Junta, que es diputado en el Congreso y lo será hasta la disolución de las Cortes, presumiblemente en otoño. Según se infiere de las manifestaciones de Griñán, su compañero de partido no piensa imitarle.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad