Juan Antonio Salguero (derecha) a las puertas de la Audiencia de Barcelona. Afirma haber estado víctima de un “chantaje”. EFE/Marta Pérez

Un acusado declara que las mordidas de Adigsa iban a CDC

stop

El constructor Juan Antonio Salguero asegura que informó de ello a Artur Mas

Economía Digital

Juan Antonio Salguero (derecha) a las puertas de la Audiencia de Barcelona. Afirma haber estado víctima de un “chantaje”. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 16 de mayo de 2017 (22:18 CET)

El constructor Juan Antonio Salguero declaró este martes en el juicio del caso Adigsa que las supuestas mordidas de hasta el 20% iban a parar a CiU y que se lo advirtió al expresidente Artur Mas.

Este martes se ha iniciado en la Audiencia de Barcelona el juicio por las comisiones de Adigsa, la empresa pública de la Generalitat dedicada a la rehabilitación de vivienda social. El caso se abrió en 2005 cuando el entonces presidente Pasqual Maragall se dirigió a Artur Mas y le espetó: “Ustedes tienen un problema y se llama 3%”. Después se comprobó que, tal como mantiene Salguero, las comisiones llegaban al 20%.

Seis de los siete acusados –todos menos Salguero- han llegado a un acuerdo de conformidad con  la Fiscalía. A cambio de reconocer los delitos imputados y pagar una multa, no ingresarán en la cárcel. Se les aplicarán los atenuantes de dilaciones indebidas, confesión y reparación. En un principio, el fiscal había pedido importantes penas para los acusados.

Las mordidas iban “para arriba”

En su declaración, Salguero dijo que José María Penín, otro de los acusados que es familiar lejano de Felip Puig, le aseguró que el dinero de las mordidas iba “para arriba”. Interpretó que era para Convergència. Por este motivo, aseguró que mandó un correo electrónico a Mas, en aquel momento líder de la oposición, para informarle de la supuesta trama corrupta.

Salguero añadió que Mas le envió al exdiputado convergente y exdirectivo de Adigsa Ferran Falcó, que llegó a estar imputado en este proceso. El constructor mantiene que Falcó le pidió que se callara, precisamente el día que Maragall denunció en el parlamento las mordidas del 3%.

Declara que también informó a Felip Puig

Sin aportar pruebas, Salguero también dijo que llamó a Felip Puig y que este sólo se interesó en saber “cómo se estaban pagando” las supuestas comisiones. La Fiscalía pide para el constructor un año y medio de cárcel. Este alega que era víctima de un “chantaje”: para conseguir cobrar debía pagar la comisión.

Entre los acusados figuran diversos ex altos cargos de Adigsa, como Josep Fontdevila, ex consejero delegado; Jordi Huguet, exgerente; o Jordi Sala, directivo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad