Junqueras advierte: Kosovo o elecciones plebiscitarias

stop

CONFERENCIA DE ERC

06 de julio de 2013 (14:10 CET)

La dirección de Esquerra Republicana sigue una hoja de ruta clara, directa, sin subterfugios, hasta que consiga la independencia. El proyecto independentista es firme, pese a las dificultades, y la posición complicada del President Artur Mas, que no quiere precipitarse.

En la Conferencia Nacional de ERC, en La Farga de L’Hospitalet, que guiará su proyecto de futuro, los dirigentes republicanos han dibujado tres vías posibles. La primera es la del referéndum, que comienza a entrar en una vía muerta, porque el Gobierno del PP ya ha dejado claro que no permitirá la convocatoria de una consulta soberanista.

Pero hay dos vías más en las que confía Oriol Junqueras, el presidente de ERC, que pueden poner los pelos de punta a una buena parte de los dirigentes de CiU, pese a que, sobre el papel, puedan estar de acuerdo.

Directos a Kosovo


La que más agrada a Esquerra es una declaración unilateral de independencia en el Parlament. Todo ello, claro, justo en el momento en el que el Gobierno central no permita “el derecho a decidir”.

Esa es la vía de Kosovo, una declaración en el Parlament, que sería posible con la actual correlación de fuerzas, pero que podría reforzarse tras unas elecciones que tuvieran un carácter plebiscitario. “Haremos todo, todo, todo, pero todo lo que sea necesario para que los catalanes puedan decidir en qué estado quieren vivir”, ha asegurado la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Es decir, la declaración unilateral y las elecciones plebiscitarias serían las otras dos salidas, si se muestra imposible la vía de la consulta soberanista, que es, por ahora, lo que se defiende en el acuerdo entre CiU y ERC.

Pagar la deuda en cómodos plazos

Rovira ha pedido “valentía” a todos, aunque en una clara referencia al President Artur Mas, para aprovechar “el momento histórico”. Y, respecto a otras posibilidades, como la reforma constitucional que este mismo sábado ha sellado el PSOE con el PSC, el texto de ERC considera que es “una pérdida de tiempo”.

En la Conferencia Nacional de ERC se muestra también el análisis económico de la independencia. Según los republicanos, el volumen de la deuda actual del sector público catalán, estimada en unos 50.000 millones de euros, "se podría amortizar y refinanciar con relativa facilidad y con un coste inferior al actual", mientras que la ganancia fiscal de la independencia "tendría un efecto multiplicador sobre la economía".

Esa ganancia se calcula en 16.000 millones de euros, una de las cifras que surge en el cálculo de las balanzas fiscales. “Los más de 16.000 millones de euros de ganancia fiscal anual se podrían dedicar a incrementar el gasto público para refundar el estado del bienestar, rebajar los impuestos para incentivar la actividad económica o para reducir deuda", añade el documento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad